Presidente sudafricano Zuma compromete a líderes de Lesoto a continuar el diálogo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MASERU, (AFP) – Los líderes rivales en Lesoto se comprometieron a resolver una crisis que ya dura 11 días y que ha animado los llamados a una intervención militar regional en el pequeño país africano, después de que Sudáfrica negociase el martes con éstos mantener nuevas conversaciones.

Las facciones en pugna acordaron con el presidente sudafricano, Jacob Zuma, celebrar nuevas negociaciones el viernes y presentar una fecha concreta para la reapertura del parlamento de Lesoto.

“Tuvimos discusiones muy buenas y francas sobre distintos temas”, dijo Zuma después de la reunión que duró tres horas, cuyo objetivo fue mantener vigente el acuerdo de paz logrado hace una semana.

El primer ministro del pequeño país, Thomas Thabane, suspendió al parlamento en junio pasado y desde entonces ha luchado para preservar su gobierno de coalición, algo poco común en la política africana.

En estas nuevas conversaciones, ambas partes guardaron silencio sobre cómo abordar lo concerniente al comandante militar de Lesoto, el teniente general Tlali Kamoli, quien está acusado de haber provocado la crisis del 30 de agosto, un día después de haber sido cesado por Thabane.

Kamoli presuntamente intentó dar un golpe de Estado, lo que incluyó un fallido secuestro de Thabane y el asalto a varias estaciones de policía. Thabane luego huyó hacia Sudáfrica.

El general se ha negado a renunciar y la semana pasada encabezó junto a un grupo de militares leales a su persona el saqueo de una armería, además de un supuesto intento fallido de matar a su sucesor en el cargo. Las informaciones disponibles indican que los militares se han refugiado en cuarteles fuera de la capital.

Zuma se negó a la petición de Thabane para desplegar tropas integradas por efectivos de los 15 países miembros de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC por sus siglas en inglés).

No obstante, la situación en el país continúa siendo confusa.

Este reino, que sólo tiene fronteras con Sudáfrica, está gobernado por una frágil coalición desde 2012, formada por el All Basotho Convention (ABC) de Thabane, el Congreso de Lesoto para la Democracia (LCD) y el BNP.

Lesoto, formado en gran parte por altas mesetas, es un país muy pobre de dos millones de habitantes, miembro de la Commonwealth, que suministra a su gran vecino sudafricano agua y electricidad producida en sus montañas.

 

Síguenos por @800noticias