Populismo europeo mira con atención la elección en Atenas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La izquierda radical griega, encarnada en Syriza, podría ser la primera constatación en las urnas de la caída de los partidos tradicionales de centroderecha y centro izquierda. Porque Syriza no está sola en Europa.

De hecho, miembros de la izquierda alternativa europea, reunidos ayer en Barcelona, se comprometieron a lanzar una ola de cambio político en el sur de Europa que esperan iniciar este domingo con la previsible victoria de Syriza en Grecia.

El principal aliado del movimiento griego son los españoles dePodemos, que con un año de vida ya aparecieron en varios sondeos en el primer lugar en intención de votos. Su líder, Pablo Iglesias, participó el jueves en el cierre de campaña de Alexis Tsipras (líder de Syriza) y clamó: “¡Syriza, Podemos, Venceremos!”. Miles de griegos empezaron a gritar en español el eslogan de un hombre al que la gente en Grecia ve casi con más esperanza que a su Tsipras.

Los dos partidos tienen cosas en común, como la lucha contra los ajustes y contra la corrupción de los partidos tradicionales, pero también diferencias. Podemos es más cercano a un discurso bolivariano; algo que en Syriza no se ve. El griego es un partido heredero de las ideas y las tradiciones del eurocomunismo de los años 60 y 70.

En Irlanda, otro país rescatado y que ajustó a martillazos, crece el Sinn Fein, que también apoyó a Tsipras en Atenas.

Al otro lado del tablero político están los populistas de derecha y los ultraderechistas. En mayo votan los británicos y el nacionalista UKIP -cuya primera prioridad es sacar al Reino Unido de la Unión Europea- amenaza a los conservadores y podría complicar las alianzas de gobierno si no hay mayoría.

Y en Francia podría ser primera fuerza política -aunque está por ver el impacto de los atentados en París- el Frente Nacional. Su líder, Marine Le Pen, decía esta semana que se alegraría de una victoria de Syriza. Aunque son ideológicamente opuestos, Le Pen parecía querer subirse a la ola de popularidad de los griegos y al discurso contra “las órdenes de la UE”.

La respuesta de Syriza fue expeditiva: “el auge de Syriza y otras fuerzas progresistas en Europa no es sólo una barrera contra la extrema derecha encarnada por Marine Le Pen, sino también un mensaje de apoyo a la democracia dirigida a todos los enemigos de ella, especialmente la extrema derecha”.

Este año hay varias citas electorales en Europa que podrían ver subidas de partidos ultraderechistas. Desde las regionales en Francia a las que aspira el Frente Nacional, hasta Finlandia, pasando por Dinamarca. En el sur, en cambio, sube la izquierda. Algunos analistas explican que el norte tiene miedo de la crisis y busca cerrarse. Y en cambio, el sur ya no tiene mucho que temer tras años de crisis y quiere un cambio.

 

Información http://www.clarin.com/mundo/Populismo-europeo-eleccion-Atenas_0_1290471363.html

Síguenos por @800noticias