Petrobras: “No hay hechos ni indicios contra la presidenta” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Sao Paulo, Brasil |AFP | El ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, declaró el sábado que no había “ningún hecho o evidencia” para investigar a la presidenta Dilma Rousseff en relación al escándalo de corrupción de Petrobras, empresa insignia del país.

En una conferencia de prensa en Sao Paulo, el ministro dijo que le gustaría poner los puntos sobre las íes después de que algunas informaciones “erróneas” aparecidas en la prensa indicaran que la Corte Suprema “había rechazado” una solicitud de un fiscal para abrir una investigación contra Rousseff, por estar protegida por su cargo.

Su nombre nunca apareció y “no hay nada que haya sido rechazado a propóstio de la presidenta, ya que no hay hechos ni indicios contra ella”, en el informe, dijo el ministro.

Sin embargo, afirmó que en el caso de otras personalidades citadas en el informe del fiscal sí “hubo hechos”, pero no los suficientes como para merecer una investigación”, según la Corte Suprema.

El ministro de Justicia se negó rotundamente a dar nombres, pero particularmente en el caso del senador socialdemócrata Aecio Neves, del PSDB, líder de la oposición y candidato derrotado por Rousseff en las elecciones presidenciales de octubre. Este es también el caso de otros tres senadores y miembros del PT (en el poder) y el PMDB (que forma parte de la coalición gubernamental).

Después de un día de tensiones en los círculos políticos de Brasilia, la lista de sospechosos de participar en la red de corrupción se reveló en la noche del viernes: hay 49 políticos, entre los que se encuentran 12 senadores y 22 diputados en el cargo. Éstos pertenecen a cinco partidos diferentes, tres de los cuales forman parte de la coalición gubernamental.

La lista incluye a Renán Calheiros, presidente del Senado y del Congreso, y a Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados, ambos del PMDB, un aliado clave del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

El fiscal de la República, Janot Rodrigo, quiere determinar la responsabilidad en este descomunal escándalo de contratos fraudulentos con empresas, de cohecho y lavado de dinero, que habría generado unas pérdidas de 4.000 millones de dólares en 10 años para el gigante petrolero Petrobras, buque insignia del país controlado por el Estado y que en otros tiempos fue un “orgullo nacional”.

Aunque el ministro de Justicia destacó la “independencia y autonomía” con la que trabajan los policías federales y fiscales desde la llegada al poder del PT

Síguenos por @800noticias