Pakistán vive un día de luto tras atentado contra mezquita chiita | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Shikarpur, Pakistán | AFP | Pakistán vivía este sábado un día de luto con manifestaciones de miles de personas en varias ciudades, tras el atentado del viernes contra una mezquita chiita, que dejó al menos 61 muertos. 

El sur del país estaba casi paralizado, un día después del acto de violencia comunitaria más mortífero de los dos últimos años en Pakistán, cuya policía anunció este sábado que se trataba de un atentado suicida.

El atentado contra la mezquita chiita se produjo en Shikarpur, a unos 470 kilómetros al norte de Karachi, capital de la provincia de Sind, cuando cientos de fieles asistían a la oración del viernes. 

La policía indicó este sábado que el kamikaze había detonado el cinturón de explosivos que llevaba, “en medio de la mezquita”. 

“El asaltante eligió un lugar de la mezquita en el que podía provocar daños enormes”, explicó este sábado a la AFP, Raja Umar Jitab, un responsable de la policía. 

El artefacto explosivo estaba lleno de bolas de acero y esquirlas de metal para causar el mayor número de víctimas. 

El gobierno provincial decretó un día de luto este sábado y se cerraron escuelas, comercios y oficinas. 

En Shikarpur, miles de personas participaron en oraciones en honor de las víctimas del atentado.

La televisión local difundió imágenes que mostraban una muchedumbre compuesta, sobre todo, por chiitas. Algunos llevaban banderas negras y se flagelaban el pecho mientras rezaban. 

Karachi, pulmón económico del país y capital provincial del Sind, estaba paralizada este sábado por las manifestaciones en las que participaron centenares de chiitas.

El primer ministro Nawaz Sharif declaró que el país entero estaba de luto y prometió reforzar la determinación del gobierno para luchar contra el terrorismo. 

Pakistán “ganará la guerra contra el terrorismo, sea cual sea el precio”, dijo este sábado ante cerca de 1.000 oficiales de las tropas antiterroristas en la ciudad oriental de Lahore. 

El atentado fue reivindicado por el Jundulá, un grupúsculo poco conocido que gravita en la órbita de los talibanes. “Seguiremos atacando a los chiitas porque se oponen al islam verdadero”, declaró a la AFP el portavoz del grupo, Ahmed Marwat. 

Los ataques contra la minoría musulmana chiita, que representa cerca del 20% de los 200 millones de habitantes de ese país de mayoría sunita, se multiplicaron en los últimos años.

Síguenos por @800noticias