ONU advierte que las desapariciones son “generalizadas” en México | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Ginebra, Suiza | AFP. México enfrenta una situación de “desapariciones generalizadas” en gran parte de su territorio, advirtió el viernes un comité de Naciones Unidas en las conclusiones de un informe sobre el país, en el que pide medidas concretas como un registro preciso de las víctimas.

El Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU aseguró que la información que recibió de México durante su primera audiencia, celebrada a inicios de febrero, “ilustra un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio del Estado, muchas de las cuales podrían calificarse como desapariciones forzadas”.

La audiencia se celebró en el contexto del impacto nacional e internacional por la desaparición de 43 estudiantes en septiembre en Iguala (sur), quienes presumiblemente acabaron siendo asesinados por narcotraficantes coludidos con policías.

Este crimen ha generado una indignación sin precedentes en México desde que la violencia se desató a raíz del lanzamiento de una ofensiva militar contra los cárteles en 2006. Desde ese año se han registrado más de 22.000 desapariciones y se multiplicaron las denuncias de abusos de uniformados.

En sus conclusiones, el comité subrayó su “preocupación” por la falta de estadísticas precisas sobre el número de víctimas de desaparición forzada en México y pidió a su gobierno la creación de “un registro único de personas desaparecidas a nivel nacional”.

Este registro, demandado por los grupos civiles que acudieron a Ginebra, debe servir para determinar si las desapariciones fueron perpetradas por agentes del Estado, añade el comité.

“Si el Estado parte no sabe cuántas personas han desaparecido es realmente difícil establecer estrategias para la búsqueda” y el procesamiento de los responsables, dijo el relator Luciano Hazan en la presentación de las conclusiones.

El comité -integrado por diez expertos independientes- también recomendó a México crear una “unidad fiscal especializada en investigar desapariciones forzadas”, que sea dependiente de la fiscalía general y dé también respuesta a las desapariciones de migrantes.

Según el organismo, “habría numerosos casos de desaparición de migrantes (indocumentados), incluyendo niños, entre los cuales habría casos de desaparición forzada”, por lo que instó a México a trabajar con los países de origen de estas personas para instaurar un “mecanismo transnacional de búsqueda y acceso a la justicia”.

Se estima que unos 200.000 migrantes, la mayoría centroamericanos, cruzan cada año clandestinamente la frontera sur mexicana y tratan de llegar a Estados Unidos por unas rutas en las que se exponen a ataques del crimen organizado y abusos de autoridades.

 – México ensombrecido por Ayotzinapa –

A más de cuatro meses del crimen de Iguala, la fiscalía mexicana sigue recibiendo críticas por su investigación de la desaparición de los 43 estudiantes de una escuela de magisterio de la cercana comunidad de Ayotzinapa.

Según la reconstrucción oficial de la fiscalía, los jóvenes fueron atacados a tiros por policías de Iguala y luego entregados a un cártel narcotraficante, que los habría asesinado por creer que entre los estudiantes había infiltrados de un grupo rival. Los sicarios habrían incinerado sus cuerpos y arrojado los restos a un río.

Este caso “ilustra los serios desafíos que enfrenta el Estado en materia de prevención, investigación y sanción de las desapariciones forzadas y búsqueda de las personas desaparecidas”, subrayó el Comité de la ONU.

Hasta ahora, sólo han podido ser identificados los restos de uno de los 43 estudiantes, por lo que los padres insisten en que los otros siguen vivos.

Las familias de estos jóvenes, que han encabezado multitudinarias marchas en México para exigir justicia, enviaron una delegación ante el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU denunciando que se trata de un “crimen de Estado”.

Amnistía Internacional, al igual que otras ONG y el grupo independiente de peritos argentinos que colabora en el caso, cree que es prematuro dar por muertos a los jóvenes y expuso dudas sobre la versión de la fiscalía, que a su vez ha rechazado las críticas y defiende la solidez de su investigación.

Este viernes Amnistía consideró que las recomendaciones del Comité de la ONU a México “no pueden ser simples palabras huecas, sino que deben dar lugar a un cambio tangible y urgente en las políticas y las leyes para abordar esta situación crónica”.

Síguenos por @800noticias