Obama quiere un alto el fuego en Gaza, combates bajan de intensidad | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

GAZA, (AFP) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó el domingo a Israel a un alto el fuego en la Franja de Gaza, donde murieron más de mil palestinos y continuaban las hostilidades el domingo aunque con menor intensidad a medida que se acercaba este lunes el final del ramadán.

En una conversación telefónica con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Obama “dejó claro el imperativo estratégico de instituir un inmediato e incondicional cese el fuego humanitario”, según la Casa Blanca.

Obama también “reiteró la seria y creciente preocupación de Estados Unidos sobre el aumento del número de muertes de civiles palestinos y la pérdida de vidas israelíes, así como la preocupante situación humanitaria en Gaza”, de acuerdo con el comunicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá con carácter de urgencia este domingo a medianoche (04:00 am) en Nueva York, indicaron fuentes diplomáticas, para adoptar una declaración que llame a un “cese el fuego humanitario inmediato e incondicional” en Gaza, según el proyecto, del que tuvo copia la AFP.

También exhorta a Israel y a Hamas a mantener el cese durante toda la festividad musulmana del Aid, que marca el final del Ramadán, “y más allá”.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó de nuevo la noche del domingo “en los términos más firmes” a prolongar 24 horas más la “tregua humanitaria” observada durante 12 horas el sábado.

En su conversación con Netanyahu, Obama reiteró el apoyo de Washington a la iniciativa de Egipto.

El primer ministro israelí, invitado en varias televisiones estadounidenses este domingo, indicó en dúplex desde Jerusalén que la iniciativa egipcia es la única válida según el Gobierno israelí para lograr una tregua estable.

“La iniciativa egipcia es la única en juego”, dijo en NBC, porque en su opinión es la única que garantiza las condiciones previas para un “periodo duradero de calma”.

Según los medios israelíes, el consejo de seguridad israelí se reunió la noche del domingo en Tel Aviv para decidir los próximos pasos a seguir.

Los combates parecían bajar de intensidad. El balance de 11 palestinos muertos el domingo, entre ellos una mujer cristiana, según los servicios de urgencias locales, es menor que los de días anteriores a la tregua del sábado.

La noche del domingo al lunes no se reseñó ningún ataque, unas horas antes de la gran fiesta musulmana de Eid al Fitr, que marca el final del ayuno del ramadán.

Hamas rechazó el sábado una tregua de varias horas aceptada por el consejo de seguridad de Israel, al exigir la retirada de los soldados del enclave palestino, donde entraron el 17 de julio, nueve días después del inicio de los ataques aéreos.

Contra el “ocupante”

El jefe de Hamas en el exilio, Jaled Meshal, dijo que combatían contra los “ocupantes”. “Estoy dispuesto a coexistir con judíos, cristianos, árabes y no árabes (…) Sin embargo, yo no puedo coexistir con el ocupante”, declaró a la cadena estadounidense PBS.

En total, la ofensiva israelí mató a 1.031 palestinos, un 75% civiles según la ONU, un balance revisado a la baja tras un examen en profundidad de los restos mortales encontrados entre los escombros.

Aunque se logre una tregua estable, persisten los desacuerdos sobre las cuestiones de fondo.

Israel, que anunció haber matado a unos 320 combatientes de Hamas, quiere llevar hasta el final la misión de neutralización de sus “túneles ofensivos”.

Los túneles son utilizados para lanzar ataques contra Israel, así como para esconder su arsenal y sus centros de operaciones. El ejército señaló que destruyó unos 30 de estos pasos subterráneos y, para ello, explican que deben estar sobre el terreno.

Por su parte, Egipto anunció que destruyó 13 túneles que unían la península del Sinaí con la Franja de Gaza, que Hamas habría utilizado para introducir combustible, armas, víveres y dinero en el enclave palestino.

El movimiento islamista plantea como condición el levantamiento del bloqueo impuesto desde 2006 por Israel, que asfixia a la economía de este territorio de 362 km2 donde se hacinan 1,8 millones de personas, cuya vida cotidiana depende en buena medida de la ayuda humanitaria.

85% de israelíes contra una tregua

El gobierno israelí debe tener en cuenta a la opinión pública de su país, donde un 85,6% de los israelíes se oponen a un alto el fuego, según un sondeo difundido por la radio militar, a pesar de que el conflicto dejó tres civiles fallecidos en territorio israelí y 43 soldados muertos.

El conflicto ha dejado también más de 170.000 desplazados en la Franja de Gaza, un 10% de la población, que encontró refugio en las instalaciones de Naciones Unidas.

El ejército israelí reconoció este domingo haber lanzado el jueves un obús contra el patio de una escuela de la ONU en Beit Hanun, si bien precisó que ene se momento estaba vacía. Los servicios de emergencia palestinos informaron entonces de la muerte de 15 personas en ese ataque.

En Roma, el papa Francisco hizo un llamamiento al fin de la violencia en Oriente Medio y en Ucrania: “Deténganse por favor. Lo pido de todo corazón, es hora de detenerse”.

Síguenos por @800noticias