Obama busca aumentar gasto del gobierno y desafía a los republicanos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Washington, Estados Unidos | AFP | El presidente Barack Obama presentó el jueves sus planes para aumentar el gasto del gobierno de Estados Unidos a partir del próximo presupuesto, en un claro desafío a sus rivales republicanos que ahora controlan el Congreso.

 

Al desvelar sus planes para el 2015, que incluyen un aumento del gasto en 74.000 millones de dólares por encima del límite autorizado por el Congreso, Obama desafió a sus contrincantes políticos a apoyar medidas diseñadas para favorecer a la clase media.

 

Durante una visita a Filadelfia para hablar con legisladores demócratas, el presidente hizo un llamado a terminar con los recortes automáticos del presupuesto, lo que la Casa Blanca denominó “crisis fabricadas y austeridad sin sentido”. 

 

Los recortes automáticos entraron en vigencia en 2013, luego de que republicanos y demócratas no lograran un acuerdo para reducir el déficit. Se supone que permitirán una reducción del gasto en un billón de dólares hacia 2021 pero son tildados por sus detractores como medidas arbitrarias, nefastas para el empleo y dañinas para las fuerzas armadas estadounidenses. 

 

El plan de Obama aumentaría en 74.000 millones de dólares el gasto, un 7% por encima del tope establecido, con dinero extra dividido en gastos para defensa y otras áreas.

 

Unos 530.000 millones de dólares del presupuesto serían para gastos discrecionales no vinculados a la defensa, lo que significa un aumento de 37.000 millones por encima del límite, mientras que 561.000 millones de dólares serían usados para gastos de defensa, 38.000 millones por encima del límite. 

 

El proyecto completo de Obama será divulgado el lunes, pero con ambas cámaras del Congreso controladas por los republicanos, es predecible que afronte una férrea oposición.

 

Pero el presidente no parecía dispuesto a eludir la pelea este jueves, e incluso se burló de los legisladores republicanos por cambiar su retórica antes de las elecciones de 2016.

 

Obama se despachó contra Mitt Romney, el republicano a quien venció en 2012 y que es probable que se vuelva a presentarse en la contienda.

 

“Tenemos un excandidato presidencial del otro lado que de repente está profundamente preocupado sobre la pobreza. ¡Eso es genial! Vayamos, hagamos algo por eso”, dijo.

 

 

 

– Una dura batalla – 

 

Más allá de la retórica, lo cierto es que Obama tendrá que recorrer un camino cuesta arriba para intentar que sus planes sean aprobados.

 

“Va a ser muy difícil delinear un escenario donde los republicanos en el Capitolio estén de acuerdo con algunas de las recomendaciones del presidente para aumentar el gasto”, dijo a la AFP el senador republicano John Thune.

 

El asunto de los recortes automáticos también genera divisiones en el Partido Republicano, entre quienes buscan reducir severamente el gasto del Estado y quienes quieren mantener a salvo de estas medidas a las fuerzas armadas.

 

Thune reconoció que hay preocupaciones en su partido sobre las consecuencias de los recortes en el presupuesto militar. “El Ejército es un área donde probablemente hay un acuerdo bipartidario en que tenemos que ser mejores”.

 

La Casa Blanca ya reconoció que, en el debate del presupuesto, sus ideas son solo un punto de partida. 

 

“Hay una mayoría republicana en el Congreso, ellos tendrán la chance de hacer avanzar sus propias ideas”, dijo el portavoz del Ejecutivo Josh Earnest.

 

“Este es el inicio de una negociación, pero es importante. Los presupuestos son importantes porque son una forma en que podemos codificar nuestros valores y nuestras prioridades”, agregó.

 

 

Síguenos por @800noticias