Mueren tiroteados dos policías en Nueva York | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

New York, Estados Unidos | Dos agentes de la Policía de Nueva York murieron tiroteados este sábado en Brooklyn, informaron fuentes policiales.

 

El agresor, quien los atacó cuando patrullaban en este distrito del sudeste de Nueva York, murió también, según los medios locales. 

El ataque tuvo lugar en Brooklyn, en el barrio de Bedford Stuyvesant a las 14H50 locales (19H50 GMT), indicó un portavoz de la policía a la AFP.

Este vocero no quiso confirmar la muerte de los dos agentes, pero en Twitter, dos responsables de comisarías neoyorquinas dijeron que oraban por sus compañeros fallecidos.

El fiscal del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, denunció por su parte un “acto de violencia atroz” y dio sus condolencias a los allegados de las víctimas.

“Nuestras plegarias están con nuestros compañeros ejecutados en el ejercicio de sus funciones”, escribió el inspector Michael Deedo, de la comisaría 66 de la policía de Brooklyn.

“Nuestras plegarias están también con las familias de los oficiales y los miembros de su comisaría”, escribió otro inspector de la comisaría 122 de Staten Island, en la misma red social.

Según los medios, los agentes murieron cuando se encontraban en su coche patrulla.

El agresor se habría escapado luego a pie hasta una estación de metro y se habría suicidado disparándose en la cabeza.

El agresor identificado por el Daily News como Isamaaiyl Brinsley, de 28 años, sería miembro de una pandilla de Baltimore y habría expresado en los medios sociales su voluntad de matar policías.

La policía anunció una conferencia de prensa para este sábado por la tarde.

Este drama ocurre en un contexto de tensión tras el caso Eric Garner, un padre de familia negro muerto en julio en Staten Island, un barrio de Nueva York, cuando un policía blanco le aplicó una llave de estrangulamiento que le impidió respirar.

A principios de mes, un gran jurado decidió no emprender acciones penales contra el policía que sometió a Garner por la fuerza tomándolo por el cuello, una práctica prohibida en Nueva York.

Síguenos por @800noticias