Los Estados intentan prevenir el contagio por ébola | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MADRID (AFP) – La auxiliar de enfermería española infectada con ébola se encontraba mejor este sábado, mientras numerosos países reforzaban sus controles para prevenir todo contagio de la epidemia de fiebre hemorrágica que superó las 4.000 víctimas en el mundo, según la OMS.

En Madrid, otras tres personas ingresaron el viernes, por precaución, en el hospital donde Teresa Romero, una auxiliar de enfermería de 44 años, lucha contra el virus. “Su estado ha mejorado esta noche”, dijo a la AFP una fuente médica que quiere guardar el anonimato. “Está consciente, habla y, de vez en cuando, está de buen humor”,añadió.

Viernes por la noche, se le administró una dosis del medicamento experimental Zmapp, según la misma fuente. Este tratamiento desarrollado por una compañía californiana es uno de los que se ha usado para intentar detener la epidemia.

Romero es la primera persona en contraer el virus fuera de África, probablemente al cuidar de un misionero español repatriado a Madrid y muerto por ébola. Ninguna de las demás 16 personas en observación presenta síntomas.

La epidemia, que comenzó en Guinea a finales de 2013, ha matado a más de 4.000 personas, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Unos 8.400 individuos han sido infectados en siete países.

Desde Reino Unido a Nicaragua, los Estados anuncian uno tras otro el refuerzo de sus controles en la frontera para los viajeros procedentes de los países más afectados por la epidemia: Guinea, Liberia y Sierra Leona.

La inquietud llegó el viernes a América Latina con un guineano de 47 años sospechoso de estar infectado. El ministerio de salud brasileño descartó, sin embargo, este sábado que el paciente tuviera ébola. Perú y Uruguay anunciaron, por su parte, una mayor vigilancia en puertos y aeropuertos.

México y Nicaragua quieren intentar controlar a los migrantes que tratan de llegar a Estados Unidos.

En Estados Unidos, los controles comenzaban este sábado en el aeropuerto J. F. Kennedy de Nueva York. Canadá aconsejó incluso a sus ciudadanos que abandonaran los países africanos más afectados “mientras siga habiendo vuelos comerciales”.

Reino Unido lleva a cabo este sábado un ejercicio con centenares de personas, incluidos ministros, para poner a prueba la capacidad del país para afrontar un caso de ébola en su territorio.

La Confederación africana de fútbol (CAF) anunció este sábado que no aplazará la Copa de África de fútbol, prevista del 17 de enero al 8 de febrero en Marruecos, a pesar de la epidemia. La CAF rechaza, por tanto, la petición del Gobierno de Rabat que había pedido cambiar el calendario por precaución.

En Liberia, el Parlamento rechazó hoy la decisión de la presidenta Ellen Johnson Sirleaf de aplazar sine die las elecciones senatoriales por el virus, así como su petición de plenos poderes.

 

– Falsas alarmas y rumores –

 

El primer caso de contagio fuera de África y la muerte, este sábado, de un paciente en suelo americano dieron una dimensión mundial al miedo: falsas alarmas, rumores y hospitalizaciones preventivas se multiplicaron en los últimos días.

España lucha contra la difusión en las redes sociales de imágenes que imitan a los medios de comunicación para anunciar nuevos casos de contagio.

El Gobierno español intenta calmar al personal sanitario, inquieto por la falta de medios y de formación frente a una enfermedad poco conocida. Una manifestación sindical estaba prevista este sábado en Madrid. “No faltarán recursos ni financiación para atender a todos los pacientes”, aseguró la ministra de la Salud, Ana Mato.

África Occidental no tiene los mismos medios. Pero la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, declaró que el Fondo, que ya entregó 41 millones de dólares a Guinea, estaba “dispuesto a hacer más si es necesario”, tras un encuentro con el presidente guineano Alpha Condé.

El jefe de la misión de la ONU para la lucha contra el ébola, Anthony Banbury, destacó la urgencia de la crisis. “El tiempo juega en nuestra contra. El virus es más rápido que nosotros y la situación empeora cada día.”

“Llevamos un tiempo de retraso, pero aún hay tiempo para luchar y ganar la batalla”, añadió.

En Malí se están llevando a cabo ensayos clínicos de una vacuna contra el ébola en el centro de desarrollo de vacunas de Bamako. Dicha vacuna se está ensayando también en Estados Unidos y el Reino Unido.

De momento, no existe ninguna vacuna ni tratamiento homologado contra el virus, que se transmite por contacto directo con fluidos corporales.

Síguenos por @800noticias