La UE tendrá problemas si Ucrania no aumenta reservas de gas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BRUSELAS, (AFP) – La Unión Europea (UE) tendrá dificultades en el suministro de gas que compra a Rusia si Ucrania no aumenta sus reservas en un tercio antes de que termine el verano, indicó una portavoz del bloque.

“Para garantizar la seguridad en el suministro de gas ruso comprado por la Unión Europea, las reservas ucranianas deberían representar entre 18 y 20.000 millones de m3. El nivel actual es de 13.500 millones de m3”, explicó Sabine Berger, portavoz del comisario de Energía, Gunther Oettinger.

“Ucrania debería completar sus reservas antes de que termine el verano”, indicó.

Ucrania consume 50.000 millones de m3 de gas por año. Produce 20.000 millones y compra los 30.000 millones restantes a Rusia, según datos de 2013.

La UE compra a Rusia el 39% del gas que consume (unos 163.000 millones de m3 en 2013) y casi la mitad, un 15%, transita por la red de gasoductos de Ucrania para luego ser redistribuido hacia Polonia, Eslovaquia, Hungría y Rumania en un primer tramo, y desde ahí hacia República Checa, Austria, Eslovenia, Italia y Bulgaria.

Alemania es el primer cliente del gigante ruso Gazprom, con 40.000 millones de m3 en 2013 (cuyo suministro no transita por Ucrania), seguido por Italia (25.300 millones de m3).

Si el suministro de gas desde Rusia se ve perturbado, Ucrania puede recurrir a sus reservas para que los clientes europeos de Gazprom continúen teniendo gas, pero de la misma manera, si Gazprom decide no enviarle el fluido si no lo paga por adelantado, Kiev puede, como en el pasado, utilizar sus reservas para consumo interno.

Tras expirar el ultimátum que había dado Gazprom a Kiev para que saldara su factura de gas, el gigante ruso advirtió a la UE que habría “posibles perturbaciones” en el suministro de gas.

Las reservas europeas de gas alcanzaban el 15 de junio los 51.900 millones de m3, un 64% de su capacidad, según los datos del GIE (Gaz Infraestructure Europe). Todos los países de la UE aumentaron sus reservas, con la excepción de Hungría que están en un 26% de su capacidad.

“Desde la última crisis en 2009, la UE está mejor preparada. Hizo mucho para mejorar su suministro en gas y dotarse de la capacidad para revertir el flujo, lo que permite a los Estados ayudarse mutuamente”, subrayó la portavoz de Oettinger.

En una infructuosa negociación de último minuto el domingo por la noche, Oettinger, que oficia de mediador entre Ucrania y Rusia, desarrolló una propuesta para alcanzar una solución que Kiev aceptó pero no así Moscú.

Esta supone un pago inmediato de 1.000 millones de dólares por parte de Ucrania por la deuda que Gazprom dice que asciende a USD 4.450 millones (USD 1.450 millones por el gas de noviembre y diciembre de 2013 y 3.000 millones por las compras de abril y mayo de 2014), así como un plan de seis pagos adicionales hasta fin de año por el monto remanente.

En cuanto al precio de los 1.000 m3 propone una horquilla que va de, “poco más de”, USD 300 a USD 385, que tiene en cuenta un precio de verano y otro de invierno.

La parte rusa, según un comunicado de la Comisión difundido por la noche, insiste en un pago inmediato de USD 1.900 millones y un precio de USD 385 por 1.000 m3 de gas.

 

Síguenos por @800noticias