La ONU protesta ante Jartum tras expulsión de dos responsables | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Nueva York, Estados Unidos | AFP | Las Naciones Unidas protestó este jueves ante Jartum por la decisión de las autoridades sudanesas de expulsar a dos de sus representantes y exigió que se revierta la medida por considerarla “inaceptable”.

“La ONU emitió una protesta oficial ante el gobierno sudanés tras su decisión de expulsar del país a dos altos responsables de Naciones Unidas”, dijo a la AFP el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric.

El vocero no indicó qué motivó la decisión de Jartum ni el plazo otorgado por las autoridades para que ambos responsables de la ONU abandonen el país.

Se trata del coordinador de la ONU del programa humanitario en Sudán, Ali Zaatari, y de la directora para Sudán del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Yvonne Helle.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “condenó la decisión del gobierno de sudanés” y la estimó “inaceptable”, recordando que los dos funcionarios cumplían una misión de “conformidad con la Carta de la ONU”, según expresó en un comunicado divulgado la noche del jueves.

Ban pidió a Jartum “revertir inmediatamente esa decisión” e instó a “cooperar plenamente con todas las entidades de la ONU presentes en Sudán”.

Una fuente de la ONU que solicitó el anonimato había anunciado la decisión sudanesa, aunque explicó que las razones de esta decisión no eran claras.

Contactados por la AFP, el PNUD y el ministerio sudanés de Relaciones Exteriores no dieron declaraciones por el momento.

El pedido de Jartum llega en un momento de tensión entre las autoridades sudanesas y la misión conjunta de la paz ONU – Unión Africana en Darfur (la Minuad).

La Minuad provocó la ira de Jartum al querer investigar alegaciones de violaciones colectivas contra 200 mujeres y niñas por parte de soldados en un pueblo de Darfur el 31 de octubre.

Jartum pidió a la Minuad “una estrategia de salida” de Darfur, en donde está desplegada desde 2007 para proteger a los civiles y asegurar la ayuda humanitaria.

Esta región del oeste de Sudán es presa de la violencia desde el levantamiento en 2003 de rebeldes contra el gobierno central y las élites árabes. La violencia ha dejado más de 300.000 muertos y dos millones de desplazados, según la ONU.

Síguenos por @800noticias