La coalición bombardea refinerías controladas por el EI | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

DAMASCO,  (AFP) – Aviones de combate franceses volvieron a atacar este jueves posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en Irak, después de la decapitación de un rehén de su país, mientras Estados Unidos y sus aliados árabes bombardearon refinerías controladas por los yihadistas en Siria.

Estas operaciones se inscriben en la ofensiva lanzada por la coalición dirigida por Estados Unidos para desmantelar, según el presidente Barack Obama, la “red de la muerte” del EI, responsable de atrocidades en las regiones que controla en Irak y Siria.

El miércoles, el grupo Yund al Jilafa (Soldados del Califa), vinculado al EI, difundió un vídeo de la decapitación del rehén francés Hervé Gourdel, un guía de alta montaña de 55 años secuestrado en Argelia, en represalia por los bombardeos franceses en Irak.

El presidente francés, François Hollande, dijo desde Nueva York que este crimen “cruel y cobarde” reforzaba su determinación para combatir el EI.

Hollande convocó el jueves en París un consejo de Defensa para “reforzar todavía más la protección” de los ciudadanos franceses.

El gobierno argelino prometió, por su parte, hacer todo lo posible para encontrar a los autores de este crimen. Unos 3.000 militares procuraban el jueves hallar el cuerpo del rehén francés y “neutralizar” a sus asesinos, según una fuente de seguridad.

También presente en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de la ONU, el presidente de Irán, Hasan Rohani, dijo que “los errores estratégicos de Occidente en Medio Oriente, Asia Central y el Cáucaso han convertido esas partes del mundo en un paraíso para terroristas y extremistas”.

– Casi 130 yihadistas extranjeros muertos –

Entre sus múltiples actos, el EI, acusado de limpieza étnica y de crímenes contra la humanidad, decapitó a dos periodistas estadounidenses y a un cooperante británico secuestrados en Siria.

Por primera vez desde el inicio el martes de la ofensiva en Siria, los aviones de combate de Estados Unidos, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU) bombardearon en el este sirio refinerías controladas por el EI, anunció el Pentágono.

Estas instalaciones producen entre 300 y 500 barriles de petróleo diarios y generan dos millones de dólares de ingresos diarios a esta organización extremista sunita, según estimaciones del Pentágono. Los yihadistas venden el petróleo de contrabando a intermediarios de los países vecinos.

Según una ONG siria, casi 130 yihadistas extranjeros y otros 12 sirios -84 de ellos del EI y 57 de Al Nosra, la rama siria de Al Qaida- murieron desde el martes en los ataques en regiones del norte y el este de Siria que escapan al control del régimen.

En los ataques también murieron 13 civiles sirios, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Ante el temor de los países occidentales de eventuales atentados en sus territorios al regreso de yihadistas, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó por unanimidad una resolución que urge a los Estados, bajo pena de sanciones, impedir a sus ciudadanos enrolarse en grupos extremistas.

– Combates en Siria y en Irak –

Además de Arabia Saudita y EAU, Bahréin, Catar y Jordania también participan en los bombardeos en Siria, mientras que Francia se unió a la ofensiva aérea estadounidense en Irak.

Sobre el terreno, las fuerzas iraquíes continuaban luchando contra los yihadistas en varios frentes, en especial en la provincia de Al Anbar (oeste de Irak).

En Siria, devastada por más de tres años de guerra civil, los combates continuaban entre rebeldes y tropas del régimen, las cuales retomaron el jueves la ciudad de Adra al norte de Damasco.

No quedaban habitantes en la ciudad, donde se veían marcas de los combates y los bombardeos por todas partes, constató la AFP.

Los yihadistas seguían rodeando la ciudad de Ain al Arab (Kobane en kurdo), cercana a la frontera con Turquía, con la que intentan hacerse después de haber tomado 60 localidades en esta región siria.

Síguenos por @800noticias