Irán y potencias occidentales retoman negociaciones nucleares | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

NUEVA YORK, (AFP) – Irán y las seis potencias occidentales iniciaron este viernes una nueva ronda de negociaciones para superar sus diferencias en torno a un acuerdo para reducir el programa nuclear iraní.

Las conversaciones entre Irán y el P5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, Estados Unidos más Alemania) tienen lugar en la sede de Naciones Unidas, paralelamente a la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, y está previsto que se prolonguen hasta finales de la próxima semana.

Entre los puntos claves a tratar figuran cómo impedir que Irán continúe enriqueciendo uranio que podría ser eventualmente utilizado en la fabricación de una bomba, así como debatir el diseño del reactor que Irán está construyendo en Arak, la duración del acuerdo y el levantamiento de algunas de las sanciones económicas que Irán exige a cambio de ceder a las exigencias de Occidente.

Durante mucho tiempo Irán ha negado estar desarrollando armamento nuclear, pero las potencias occidentales exigen a Teherán que acepte una supervisión y que aporte garantías a la vez que reduzca la producción de material que podría ser empleado con fines militares.

Las negociaciones avanzan lentamente en un tira y afloja en el que ambos bandos rechazan transigir en aspectos clave del acuerdo: las capacidades de enriquecimiento de uranio de Irán y un calendario para el levantamiento de las sanciones.

Por un lado, el jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, dice que Washington está “obsesionado” por mantener las sanciones contra Irán y que el Congreso de Estados Unidos se opone a llegar a un pacto con Teherán.

Mientras la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman, principal negociadora del lado estadounidense, afirma que la capacidad actual de Irán para enriquecer uranio, el punto más candente de las negociaciones, no es aceptable.

El encuentro pretende aprovechar ahora la presencia de altos dirigentes en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la estrategia a seguir en la lucha contra la organización Estado Islámico en Irak y Siria.

– Poco optimismo –

No obstante, negociadores se muestran escépticos ante la posibilidad de avanzar en esta nueva ronda de diálogo.

“Viniendo a Nueva York creo que muchos de nosotros no somos optimistas”, dijo a AFP un alto funcionario estadounidense bajo anonimato respecto a unas conversaciones que se prevén “duras, muy duras”.

“Pero está claro que todos han venido aquí a trabajar”.

“No esperaría ningún avance significativo en esta ronda de conversaciones”, dijo por su parte Kelsey Davenport, analista de la Asociación de Control de Armas.

“Pero creo que asentarán las bases en áreas que todavía necesitan ser resueltas en los últimos dos meses antes del plazo final del 24 de noviembre”.

La semana próxima está previsto que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, mantenga una reunión bilateral con Zarif.

Tanto Estados Unidos como Irán reciben fuertes presiones domésticas para seguir una línea dura sobre este acuerdo y no se excluye que el plazo límite para alcanzar un pacto sea extendido nuevamente.

El presidente iraní Hassan Rohani dará un discurso ante la Asamblea General de la ONU el próximo 25 de septiembre. En 2013 ante esa misma asamblea Rohani expresó su voluntad de regular la cuestión nuclear.

El año pasado, el presidente Barack Obama realizó una llamada histórica a su homólogo iraní, la primera conversación directa de este tipo desde la Revolución Islámica de 1979.

Desde entonces, las potencias occidentales acordaron levantar algunas sanciones contra Irán a cambio de un acuerdo con Teherán para reducir sus actividades nucleares y trabajar en un pacto más completo.

Síguenos por @800noticias