Incógnitas rondan desaparición de general colombiano | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

En medio de un operativo para localizar al general Rubén Darío Alzate, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, cuestionó hoy su presencia en una zona de Chocó y pidió esclarecer las sospechosas circunstancias de su desaparición la víspera.

Hay una serie de circunstancias que queremos aclarar, por qué estaba Alzate de civil y por qué dijo a sus escoltas que no lo acompañaran, expresó el mandatario durante una reunión con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

El jefe de Estado mencionó, además, entre las incógnitas el hecho de que el comandante de la fuerza de tarea Titán, desatendió la advertencia del lanchero para que no se fueran río abajo tan lejos.

Luego de anunciar la suspensión del viaje de los negociadores gubernamentales a La Habana, Santos afirmó que Alzate violó todos los protocolos establecidos.

Según versiones divulgadas por diarios locales el general navegó en una embarcación por el río Atrato, acompañado de dos personas hasta las inmediaciones del caserío de Las Mercedes, en el departamento de Chocó, donde lo vieron por última vez.

Santos responsabilizó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) con lo que llamó el secuestro de un alto militar.

Equipos del gobierno y de las FARC-EP iniciaron conversaciones en la capital cubana desde 2012 para poner fin al conflicto interno, el cual dejó más de seis millones de víctimas, entre ellos 230 mil muertos.

Luego de conocer los últimos pronunciamientos del ocupante de la Casa de Nariño, el presidente del Partido Comunista de Colombia, Jaime Caycedo, alertó sobre los planes de sectores de ultraderecha para frustrar los esfuerzos negociadores y acerca del incremento de las campañas propagandísticas para sabotearlos.

El dirigente añadió también otras interrogantes a las ya existentes: Por qué Uribe (Álvaro) es quien confirma la retención del general Alzate? Cómo sale intempestivamente sin escolta en zona roja?? Qué hay detrás de todo esto?, escribió en su cuenta de Twitter.

Políticos, defensores de derechos humanos y ciudadanos de a pie, manifestaron hoy su respaldo a las pláticas en La Habana y exigieron la continuidad del proceso para terminar la confrontación, que dura ya más de 50 años.

Religiosos como el monseñor Luis Augusto Castro opinaron también que la suspensión de los diálogos entre el gobierno y las FARC-EP debe ser lo más breve posible, a fin de permitir el progreso de los mismos.

Como resultado de las conversaciones las partes lograron consensos en los temas de reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas, tres de los cinco pactados en la agenda.

Las pláticas transitaban por su penúltima parte, referida a la reparación de las víctimas.

 

Información http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=3282501&Itemid=1

Síguenos por @800noticias