El niño con cáncer que sus padres sacaron del hospital podría estar en España | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

LONDRES, (AFP) – El niño de cinco años con un tumor cerebral a quien los padres sacaron de un hospital británico contra la opinión de los médicos y lo llevaron a Francia, podría encontrarse ahora en España, según la policía británica.

Dos días después de llevarse al pequeño Ashyua King de un hospital de Shouthampton, al sur de Inglaterra, los padres, el niño y sus hermanos siguen desaparecidos.

Desde su llegada el jueves por la noche en ferry a Cherburgo, en el noroeste de Francia, las autoridades intentan en una carrera contrarreloj encontrar al niño cuya vida depende de una máquina que podría haberse quedado sin batería.

Tenemos “informaciones que sugieren” que la familia King se encuentra “ahora en España”, concretamente en la región de Marbella (sur), “donde tienen fuertes vínculos”, subrayó la policía británica el sábado.

Pero la familia también podría estar “en otro lugar distinto a España”, matizó el comisario adjunto Chris Shead, quien llamó a la vigilancia del conjunto de los países europeos. Interpol emitió una “alerta mundial” a los 190 países miembros de la organización policial internacional.

El fiscal de Cherburgo, Eric Bouillard, dijo por su parte el sábado por la mañana a la AFP no tener noticias del niño y consideró que su eventual salida a España era una “pista seria”.

“Durante la noche hemos recibido informaciones de personas que creen haber visto a la familia o al niño en tal o cual sitio. Estas informaciones han sido utilizadas pero sin resultado, añadió. Una de las hipótesis serias es que la familia ya no estaba en Cherburgo en el momento en que se nos comunicó su desaparición”.

Para las autoridades británicas, es “vital” encontrar al pequeño que se desplaza en silla de ruedas y no puede comunicarse.

La vida del niño, operado por última vez hace siete días, depende de una sonda gástrica que le permite alimentarse. Las autoridades dijeron el viernes que la batería de la máquina en principio debía “agotarse durante el día”.

“Seguimos sin saber si la familia King está en posesión de baterías adicionales para hacer funcionar la máquina que da la comida” al niño “y si sabe utilizarla”, insistió Shead.

“El niño tiene el tiempo contado. Tenemos que encontrarlo y tenemos que encontrarlo rápidamente”, insistió.

Según Ian Pople, neurocirujano preguntado por la BBC, la batería está incorporada en la sonda y no se reemplaza fácilmente.

Una amiga de la familia afirmó que los padres, Brett King, de 51 años, y Naghemeh King, de 45 años, ambos Testigos de Jehová, actuaron por “desesperación”.

“Es una amiga de mi madre. Huyó por desesperación y para buscar ayuda en el extranjero, porque no pueden aceptar que no se pueda hacer nada para ayudar al niño. Por favor, no la juzguen. Es una familia de gente amable, muy buena y estoy convencida de que hacen todo esto con el único fin de ayudar a su hijo”, escribió Katie Fletcher, en la página Facebook de la policía de Hampshire.

La abuela paterna del niño, Patricia King, calificó por su parte a su hijo y su hijastra de padres “maravillosos”.

Los Testigos de Jehová en Francia anunciaron el sábado haber pedido a sus miembros que señalen toda presencia de la pareja británica.

“Contactado por el consulado británico sobre el caso de Ashya King y de sus padres, la sede nacional de los Testigos de Jehová de Francia pidió a los ministros del culto de todo el país señalar la presencia eventual de esta familia, en particular durante los servicios religiosos de este fin de semana”, afirmó la Oficina de Testigos de Jehová en un comunicado.

Síguenos por @800noticias