El mundo recibe al 2015 con conciertos y fuegos artificiales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Nueva York, Estados Unidos | AFP | Desde Londres a Nueva York, pasando por Río de Janeiro y Buenos Aires, millones de personas recibieron el año 2015 con multitud de fuegos artificiales, conciertos y juegos de luces en lugares emblemáticos de todo el mundo.

 

Pero, las celebraciones se vieron ensobrecidas por la muerte de 35 personas en Shanghai tras una estampida humana que ocurrió poco antes de la medianoche del 31 de diciembre en el céntrico distrito delBund, donde miles de personas estaban reunidas para celebrar la llegada del Año Nuevo.

 

El gobierno local indicó haber abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente que dejó además 48 heridos, 14 de ellos de gravedad.

En Nueva York, cientos miles de personas desafiaron las gélidas temperaturas de la noche en el mítico Times Square para festejar el paso al nuevo año junto, entre otros, a la cantante Taylor Swift.

En Rio de Janeiro, más de dos millones de personas vestidas en su mayoría de blanco recibieron el 2015 en la mítica playa de Copacabana, con un impresionante show pirotécnico de 16 minutos.

Antes, un mensaje de felicitación del papa Francisco fue transmitido en pantallas gigantes en la playa: los cariocas son “un pueblo valiente y alegre que nunca se deja amilanar por las dificultades”, dijo.

Cuba por su parte recibió el 2015 con una salva de cañonazos desde la fortaleza colonial San Carlos de la Cabaña, en la entrada de la Bahía de La Habana, en conmemoración del 56 aniversario del triunfo de la revolución de Fidel Castro, y con un motivo adicional de festejo: el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos tras medio siglo.

En Europa, Moscú abrió las festividades. En la Plaza Roja, la catedral San Basilio se encedió con coloridos fuegos artificiales.

En su mensaje de fin de año, el presidente ruso Vladimir Putin se dirigió a su homólogo estadounidense Barack Obama recordándole que ambos tienen una responsabilidad compartida para mantener la paz en el mundo.

Un poco más tarde, en París, fuegos artificiales lanzados desde el Arco del Triunfo iluminaron la avenida de los Campos Elíseos, la “avenida más linda del mundo”, colmada de turistas.

En Londres, unas 100.000 personas, con billetes de entrada, tuvieron el privilegio de asistir a un espectáculo pirotécnico de once minutos a orillas del Támesis.

El espectáculo fue de pago por motivos de seguridad pública, tras la inmensa afluencia en los años anteriores. 

En España, miles de personas se concentraron en la madrileña Puerta del Sol para comer las tradicionales 12 uvas, mientras que en Barcelona se prendió fuego a un gigantesco castillo de fuegos artificiales. Estos espectáculos fueron seguidos por millones de personas a través de la televisión. 

En Berlín, destacaba la participación del actor estadounidense David Hasselhoff en un concierto gigante al aire libre en la puerta de Brandeburgo, allí donde tuvo lugar otro histórico, en diciembre de 1989, para celebrar la caída del Muro de Berlín que estaba en ciernes. 

Para Lituania, el paso al 2015 también significó la entrada en el euro, mientras que su vecino letón presidirá la Unión Europea, lo que lo sitúa en la primera línea de las negociaciones con Rusia sobre el conflicto con Ucrania. 

– Dolor en Asia – 

Unas horas antes, Sídney había dado la bienvenida al año 2015, con una espectacular fiesta de fuegos artificiales, ignorando el miedo a ataques “terroristas” como el que conmocionó a la ciudad este mismo mes.

 

En la ciudad más grande de Australia, más de un millón de personas asistieron al lanzamiento de toneladas de fuegos artificiales en racimos multicolores sobre la bahía.

 

“Estamos celebrando que somos una comunidad multicultural y armoniosa, aunque estaremos pensando en lo que ocurrió”, dijo la alcaldesa de Sídney, Clover Moore, refiriéndose a la toma de 17 rehenes en un café del centro de la ciudad el 15 de diciembre que dejó tres muertos, uno de ellos el secuestrador. 

 

En Pekín, la candidatura de la ciudad a los Juegos Olímpicos de invierno en 2022 iba a centrar las celebraciones en el parque olímpico de la capital, en presencia de numerosos atletas y del pianista Lang Lang. 

 

En Malasia, el año nuevo fue recibido de manera más sombría después de que un avión de la compañía AirAsia se estrellara con 162 personas a bordo. Las celebraciones oficiales tuvieron además que ser suspendidas tras las fuertes inundaciones que dejaron decenas de muertos. 

 

En Surabaya, la ciudad indonesia desde donde salió el avión estrellado, una vigilia con velas recordaba a las víctimas.

 

En Afganistán, el año nuevo trae el fin de la misión de combate de la OTAN aunque la insurrección de los talibanes sigue vigente tras 13 años de intervención militar. Una misión de formación y de ayuda al ejército afgano tomará el relevo. 

 

En Dubái celebraron el cambio de año con unos grandes fuegos artificiales en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo.

Síguenos por @800noticias