El “Artic Sunrise” de Greenpeace retenido en España | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Madrid | AFP | El barco “Arctic Sunrise” de Greenpeace, abordado hace un año por las autoridades rusas, fue retenido este martes por las autoridades españolas por haber tratado de acercarse a un barco de Repsol en una zona de exclusión marítima, anunció la organización ecologista.

El barco se encontraba desde hace varias semanas frente al archipiélago de las islas Canarias en el marco de una campaña contra las prospecciones petroleras cercanas a este archipiélago atlántico, que en 2013 atrajo a más de 10 millones de turistas. 

Según el ministerio de Fomento (Obras Públicas y Transportes), la Dirección General de la Marina Mercante española “ha abierto un expediente contra Greenpeace porque el barco (…) no ha respetado la zona de exclusión a la navegación y a la pesca”.

No obstante, el ministerio no ha confirmado a la AFP que el barco haya sido precintado.

“Al capitán no le permiten moverse hasta que no dejemos una fianza de 50.000 euros”, declaró a la AFP un portavoz de la ONG, Julio Barea, comparando esta acción de las autoridades españolas con las del presidente ruso, Vladimir Putin.

El barco se encuentra amarrado en el puerto de Arrecife, en las islas Canarias, sin poder moverse, según Barea, que añadió que Greenpeace podría ser multada con 300.000 euros.

El sábado, unas lanchas de Greenpeace procedentes del “Arctic Sunrise” intentaron acercarse al barco de Repsol, encargado de las prospecciones, que empezaron este martes.

Las zódiacs de la organización ecologista fueron interceptadas por lanchas de la Armada española, que, según los vídeos difundidos por Greenpeace, llegaron a golpear a las de la ONG.

El ministerio de Defensa afirmó entonces que los militantes de Greenpeace tenían la intención de abordar el barco de Repsol y que habían violado una zona de exclusión marítima decretada por las autoridades.

La ONG, una de cuyas militantes resultó herida al caer al agua durante el incidente, afirmó que sólo quería protestar de manera pacífica.

En un comunicado difundido por la noche, la ONG consideró que la medida tomtada por Fomento “totalmente desproporcionada” y tiene por objetivo “esconder” la acción desproporcionada de la Armada.

“La detención del barco es un atropello al derecho a defender el medio ambiente como lo ha sido el abordaje a nuestras lanchas por la Armada”, declaró Mario Rodríguez, director de Greenpeace en España.

“No vamos a aceptarlo y repetimos que no nos van a callar, ni con multas millonarias, ni con embestidas violentas, ni con amenazas”, añadió en un comunicado, preguntándose sobre el interés del gobierno conservador de Mariano Rajoy  “para desplegar toda su fuerza en defensa de los intereses de Repsol”. 

El ministerio, contactado este martes en varias ocasiones, declinó dar más explicaciones.

El “Arctic Sunrise” fue abordado en septiembre de 2013 por las autoridades rusas. El barco, con pabellón holandés, fue intervenido tras una acción de los militantes de Greenpeace en una plataforma del gigante gasista Gazprom en el Ártico ruso.

La justicia rusa acusó a los militantes de “piratería” y después de “vandalismo” antes de ser liberados bajo fianza en noviembre de 2013.

La organización, por su parte, denunció a Moscú ante la Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Síguenos por @800noticias