EEUU y países del Golfo contra el “monstruo” de EI que alimentaron | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

DUBAI, (AFP) – Estados Unidos y las monarquías del Golfo se reúnen el jueves en Arabia Saudita para crear una coalición contra el Estado Islámico (EI), el “monstruo” al que alimentaron y ahora quieren matar, según analistas. “Es lo que intentan ahora, ahogar al monstruo que alimentaron” afirma François Heisbourg de la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS).

El secretario de Estado norteamericano John Kerry se reúne el jueves en Yedá con sus homólogos de las monarquías del Golfo (Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos, Kuwait, Oman, Catar), así como de Egipto, Jordania, Irak y Turquía para debatir la manera de eliminar al EI de la región.

El presidente Barack Obama desvelará el miércoles por la noche el plan de acción para lograr ese objetivo, cuando hace menos de dos semanas afirmaba aún “carecer de estrategia” para la región. Según los especialistas, Estados Unidos ha cometido muchos errores, especialmente en Siria e Irak.

Frederic Wehrey, experto del instituto Carnegie Endowment for International Peace, destaca los riesgos que asume Washington “cada vez que actúa por procuración”.

Quienes se benefician del apoyo de Estados Unidos pueden luego actuar contra los intereses de Washington, y “transferir armas estadounidenses a grupos hostiles”, afirma.

Durante tres años, influyentes personalidades de Arabia Saudita, Catar y Kuwait financiaron a grupos armados sunitas en Siria. Tenían el acuerdo tácito de sus gobiernos, que, de concierto con Washington, Londres, Paris o Ankara, se movilizaban para que cayera el impopular régimen de Bachar Al Asad, recuerdan los expertos.

El instituto Conflict Armament Research reveló, en un informe divulgado el lunes, que el EI combatía en Irak con armas estadounidenses destinadas a la oposición moderada en Siria.

Además, los cohetes antitanque utilizados por el EI son “idénticos a los cohetes M79 entregados por Arabia Saudita a las fuerzas que operaban bajo la bandera del Ejército libre sirio” (ESL, oposición moderada), según este informe.

Para Estados Unidos todo empezó a cambiar cuando a principios de junio el EI –que se ha atraído a parte de los combatientes de Al Qaida en Siria– lanzó una fulgurante ofensiva hacia Irak, apoderándose de importantes regiones del país, y de campos petroleros iraquíes.

“El EI amenaza los intereses estadounidenses y muestra hasta qué punto la intervención de Estados Unidos (de 2003 en Irak) ha fracasado. El EI había aparecido en Irak en 2006 y sobrevivió a la salida de las tropas norteamericanas en 2011” explica Mathieu Guidère, profesor de estudios medioorientales en la universidad de Toulouse (Francia).

Las monarquías del Golfo son ahora conscientes de la amenaza que representa el EI para su propia estabilidad. Como ocurrió con Afganistán en los años 90, temen el retorno de combatientes fanatizados después de luchar en Siria o Irak.

Un estudio del Soufan Group, citado por The Economist, indicó recientemente que había a fines de mayo en Siria 12.000 combatientes de 81 países, de ellos 3.000 de Occidente y 2.500 de Arabia Saudita.

El rey saudí Abdalá advirtió a Occidente que sería el próximo objetivo de los yihadistas si no se produce una rápida reacción. “Si no es así, estoy seguro de que en un mes llegarán a Europa, y un mes más tarde, a Norteamérica”, afirmó.

Síguenos por @800noticias