Congreso de Bolivia aprueba procesos contra líder opositor y un expresidente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La Paz, Bolivia | AFP | El Congreso bicameral boliviano envió este martes a la Fiscalía dos proposiciones acusatorias por daños al Estado contra el excandidato presidencial Samuel Doria Medina, líder de un importante frente de oposición, y un expresidente liberal fugado en 2003 a Estados Unidos.

 

La Fiscalía evaluará en un plazo de 30 días los obrados y decidirá si deriva en juicio o desestima “la proposición acusatoria aprobada por mayoría de dos tercios de la Asamblea”, informó el presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío.

 

Una de las acusaciones involucra a Doria Medina y al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien dimitió en 2003 tras una sangrienta rebelión popular, por la apropiación indebida de recursos de una fundación para la producción (FundaPro).

 

La otra involucra nuevamente a Sánchez de Lozada y varios colaboradores, entre ellos su exministro Carlos Sánchez Berzaín, que también huyó a Estados Unidos, por “la privatización -entre comillas- de dos empresas, una de ellas Enfe (ferrocarriles), que ha sido un regalo para una empresa chilena”.

 

Una comisión congresal investigó desde 2013 un total de 16 casos de privatizaciones entre 1985 y el 2000, y deja ahora en manos del Ministerio Público decidir sobre la pertinencia de llevar a cabo un juicio de responsabilidades.

 

Se trató de “delitos inconcebibles, delitos en contra del Estado, en contra de la economía y del país y dentro de ello no pueden quedar impunes estos temas”, explicó Elío.

 

Por ejemplo, la empresa (de fundición de metales) Vinto, cuyo caso será investigado en el futuro, arrojó “una perdida millonaria. Su valor era de 140 millones de dólares y la vendieron en 14 millones, es un escándalo”, protestó.

 

“Cuando un gobierno toca las empresas públicas o los recursos naturales y los usa para entregarlos a manos extranjeras o privadas, es un ataque a la patria”, declaró el vicepresidente Álvaro García, presidente a la vez del Congreso.

 

Doria Medina calificó las acusaciones de “calumnias” en su cuenta de Twitter.

 

“Me atacan por haber recibido el respaldo de más de un millón doscientos cincuenta mil votos” en las elecciones generales de octubre pasado, escribió.

 

En los comicios, el jefe de la Unidad Nacional (UN, centroderecha) fue derrotado por el presidente Evo Morales con 61% de los votos contra 24%.

 

La legislatura 2010-2015 concluyó sus labores este martes con la lectura de las dos proposiciones acusatorias. La próxima, que también estará dominada por el partido de Morales, entre 2015 y 2020, continuará con las investigaciones, anunció García.

 

 

Síguenos por @800noticias