CELAC cierra cumbre con respaldo a deshielo Cuba-EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Belén, Costa Rica | AFP. América Latina y el Caribe dieron este jueves su respaldo a Cuba y Estados Unidos en sus negociaciones para normalizar sus relaciones al concluir la cumbre de dos días de la CELAC en Costa Rica.

Dirigida al deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, la declaración especial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) también hizo un llamado al levantamiento del embargo estadounidense que pesa sobre Cuba desde 1962.

Se trata de una de 27 declaraciones especiales emitidas por la Cumbre de dos días de la CELAC, que abarcó un abanico de temas que van desde el apoyo a Argentina en la negociación de su deuda con los fondos especulativos, hasta la lucha contra el terrorismo y la corrupción.

Adicionalmente, la CELAC aprobó una declaración política de 93 párrafos que traza acciones para alcanzar alianzas regionales con otros bloques y países, combatir juntos el cambio climático y erradicar la pobreza extrema.

El cierre de la cumbre no estuvo exento de sorpresas: un retiro privado entre los presidentes y jefes de delegación fue suspendido cuando la representación de Nicaragua intentó incluir un independentista de Puerto Rico en la reunión, lo cual no fue aceptado por otras delegaciones, explicó el presidente costarricense Luis Guillermo Solís. El incidente anticipó la conclusión de la cita.

La declaración principal de la Cumbre no pudo ser adoptada por consenso en todos los puntos porque la isla caribeña de Barbados objetó un punto que citaba a la CELAC como “el mecanismo” que agrupa a los 33 países de Latinoamérica y el Caribe, en cambio quería que fuese citado como “un mecanismo”. El cambio no fue aceptado por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Venezuela, Nicolás Maduro, por lo que el documento salió con el señalamiento de la objeción de Barbados.

Al mismo tiempo, Correa retiró el apoyo ecuatoriano a una de las 27 declaraciones especiales, que llamaba a fortalecer el apoyo al sistema regional de derechos humanos, tras criticar duramente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al acusarla de ser controlada por Estados Unidos.

Poco después de criticar la Comisión, Correa recibió de manos de su par de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, la presidencia rotativa de la CELAC.

“Nuestra propuesta es asumir el compromiso de la CELAC de erradicar la pobreza extrema en América Latina y el Caribe en cinco años”, manifestó Correa, al asumir la presidencia del bloque.

– Foco en Cuba –

Costa Rica planteó el combate a la pobreza como el eje de la cita celebrada en Belén, a 15 km de San José, pero el tema dominante en un maratón de discursos fue la reaproximación entre La Habana y Washington, y los llamados a que Estados Unidos levante el embargo contra Cuba.

Ante sus colegas de la CELAC, el presidente cubano, Raúl Castro, insistió en la necesidad de levantar el bloqueo como paso imprescindible para llegar a normalizar las relaciones, al informar sobre las negociaciones de alto nivel que comenzaron la semana pasada en La Habana.

“El restablecimiento de relaciones diplomáticas es el inicio de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, pero ésta (normalización) no será posible mientras exista el bloqueo”, dijo Castro.

El consenso sobre Cuba quedó plasmado en las intervenciones de los mandatarios que dieron un espaldarazo a Castro y a su colega estadounidense Barack Obama para avanzar hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

– El reto de la pobreza –

En el tema central de la cita, el combate a la pobreza, los gobernantes se congratularon por haber logrado reducir el nivel de miseria, aunque insistieron en la necesidad de hacer más.

La directora ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la mexicana Alicia Cárdenas, destacó que la región logró disminuir la desigualdad, mientras que la pobreza cayó de 48% en 2002 a 28% en 2012, pero advirtió que la región no logró mayores reducciones en los dos últimos años.

Si bien la cita concluyó con una proliferación de acuerdos que incluso el canciller costarricense, Manuel González, consideró excesivo, Correa anticipó que bajo la presidencia ecuatoriana la CELAC se concentrará en una lista reducida de temas en los que el bloque pueda ofrecer resultados concretos.

La reducción de la pobreza, el aumento en la inversión en ciencia, tecnología e innovación y las acciones para frenar el cambio climático figuran entre las acciones prioritarias en las que Ecuador centrará su gestión.

La cita transcurrió sin mayores polémicas, aunque en las calles hubo un poco más de tumulto cuando simpatizantes y opositores al gobernante venezolano, Nicolás Maduro, intercambiaron empujones e insultos el miércoles en una manifestación cerca de la Universidad de Costa Rica, en el este de San José, lejos de la sede del encuentro.

Síguenos por @800noticias