Bachelet prepara reforma que introducirá cambios a la justicia militar en Chile | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

SANTIAGO, (AFP) – La presidenta de Chile Michelle Bachelet presentará una reforma para introducir cambios a la justicia militar, entre ellos trasladar a la jurisprudencia ordinaria los delitos comunes que involucren a víctimas civiles o sean cometidos por uniformados.

La intención del gobierno de Bachelet es profundizar la modificación de la competencia de los tribunales militares que realizó el gobierno del derechista Sebastián Piñera en el 2010, en la cual se excluyó a los civiles que cometan un delito que involucre a las Fuerzas Armadas.

“La reforma que nos hemos propuesto llevar a cabo tiene como una de sus finalidades excluir a los civiles también cuando tengan la posición de víctimas del delito”, dijo el ministro de Defensa Jorge Burgos, en declaraciones difundidas este domingo por el diario La Tercera.

También se incluiría en la reforma, que se enviaría al Congreso en el 2015, acabar con la pena de muerte en tiempos de guerra, y llevar a la justicia civil a militares que cometan delitos comunes, actualmente juzgados por cortes marciales.

“Desde ese punto de vista, el tratamiento de los delitos comunes debiera quedar radicado en la justicia ordinaria”, indicó Burgos.

Tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que dejó más de 3.200 muertos, 40 generales, 82 coroneles, 42 mayores y 338 suboficiales de las Fuerzas Armadas han sido procesados o condenados hasta 2011 por causas referidas a violaciones de los derechos humanos, según el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

Los militares encarcelados cumplen sus condenas en cárceles especiales, gracias a un pacto político alcanzado en 1990 durante la transición a la democracia, y cuando Pinochet aún estaba al mando de la Comandancia del Ejército.

“Sin duda, una reforma de esta naturaleza pudo ser compleja en los 90. Hoy es posible y nada justifica más demora”, sostuvo Burgos.

El ministro descartó que el objetivo de la reforma sea cerrar las cárceles militares, y si bien indicó que se analizan cambios al sistema de revisión de penas, estos afectarían a condenas dictadas después de la entrada en vigencia de la reforma, y no así a procesos judiciales anteriores.

El año pasado, Piñera anunció el cierre del penal Cordillera en Santiago que albergaba a 10 militares condenados por violación de los derechos humanos, quienes tenían privilegios como canchas de tenis y televisión. Fueron trasladados a otra cárcel para uniformados.

En las cárceles comunes habitan unos 53.000 reos con un 70% de sobrepoblación.

Síguenos por @800noticias