Ashya King seguirá en España su terapia contra un tumor cerebral | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

PRAGA, (AFP) – El británico de cinco años Ashya King continuará su tratamiento contra un tumor cerebral en España, tras sentirse mejor gracias a las treinta sesiones de protonterapia recibidas en Praga, informó el viernes su médico.

A la salida del Proton Therapy Center (PTC) de Praga a primera hora de la tarde, el menor sentado en una silla de ruedas saludó con la mano derecha a los periodistas allí congregados. En su mano izquierda, apretaba con fuerza un pequeño Porsche 911, de color plateado.

“Su estado mejoró durante la terapia y ahora puede comer por sí mismo, puede sentarse, jugar, responder a las preguntas, reír y dar algunos pasos”, dijo Jiri Kubes, director médico del PTC durante una rueda de prensa.

Cuando llegó a Praga, Ashya King estaba en decúbito dorsal (acostado boca arriba) y alimentado por una sonda gástrica.

“La terapia se desarrolló bien, sin complicaciones”, dijo Kubes, quien añadió que el niño viajará próximamente a España, donde su familia posee una casa, para someterse a un nuevo tratamiento, probablemente a quimioterapia.

“Una vez terminada la terapia en España, tendremos que esperar. Con cada año sin recaídas, la probabilidad [de superar la enfermedad] será cada vez mayor”, indicó el médico checo, quien cifró estas probabilidades en un 70%.

En Praga, el pequeño King afrontó cada sesión de protonterapia con anestesia general para mantenerlo completamente inmóvil. Los especialistas del PTC le prepararon una máscara y un cojín a medida.

“Perdió algunos cabellos y tiene algún enrojecimiento, pero estos son los únicos efectos secundarios que tuvo”, dijo el padre de Ashya, Brett King, a la prensa.

“Vamos a tomar un avión de línea [rumbo a la ciudad española de Málaga] este fin de semana. Ashya tendrá dos asientos sólo para él por si siente cansado”, añadió su padre.

– Protonterapia –

En agosto, el caso de la familia King suscitó un interés internacional, cuando sus padres decidieron sacarlo de un hospital de Southampton (Inglaterra) sin el consentimiento médico, ya que consideraban que el tratamiento administrado era demasiado agresivo.

Los King finalmente fueron hallados en el sur de España, donde los padres pasaron incluso cuatro días en prisión, antes de viajar a Praga para administrar a Ashya la protonterapia.

Esta técnica, no disponible en Reino Unido, se base en la destrucción de las células cancerosas mediante la irradiación de un haz de protones directamente sobre los tejidos afectados por el tumor.

Durante las 13 primeras sesiones, el haz se irradió a una zona más amplia, incluida la médula espinal, para impedir la propagación del tumor. Las otras 17 sesiones se centraron directamente en el tumor.

 

Actualmente, la familia no desea viajar a Inglaterra. “Un viaje a Inglaterra no nos parece ahora seguro al 100%. Queremos sólo volver a España, relajarnos y hacer que Ashya siga su tratamiento”, declaró Brett King.

Síguenos por @800noticias