Artista cubana es liberada y detenida otra vez en ola represiva que reavivó roces con EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La Habana, Cuba | AFP. Las autoridades cubanas arrestaron a 51 disidentes, entre ellos la artista Tania Bruguera, que fue liberada y detenida nuevamente este miércoles, en una ola represiva que causó el primer roce entre Cuba y Estados Unidos tras su histórica reconciliación.

La artista -que desafío al gobierno comunista al pretender montar el martes una tribuna pública en la Plaza de la Revolución de La Habana- fue liberada al mediodía, pero cuando se aprestaba a dar una rueda de prensa pocas horas después fue nuevamente arrestada por dos agentes de civil, observó un periodista de la AFP.

“Me llevan”, alcanzó a decir escuetamente la artista antes de subirse al vehículo policial, frente al monumento al acorazado estadounidense USS Maine, en el emblemático Malecón de La Habana.

Al menos 51 disidentes fueron detenidos el martes para impedir la “performance” artística que Bruguera haría en la Plaza, pero la mayoría ya fueron liberados, según el disidente Elizardo Sánchez.

“La cifra total de personas arrestadas ayer (martes) es de 51. Quedan 15 bajo arresto, seguramente las van a liberar en las próximas horas como siempre lo hacen”, dijo a la AFP Sánchez, quien dirige la Comisión Cubana de Derechos Humanos, que es ilegal pero tolerada por el gobierno.

En los últimos años, ha sido tradicional que los disidentes arrestados sean liberados horas después sin cargos.

Entre los liberados está el marido de la bloguera Yoani Sánchez, Reinaldo Escobar, quien estuvo detenido el martes en un cuartel de La Habana donde “vio a Tania vistiendo ‘un uniforme gris de presidiaria'”, según indicó el portal 14ymedio, que dirige la célebre “ciberdisidente”.

La bloguera estuvo el martes con arresto domiciliario, pero ya fue liberada, en la primera ola represiva luego del acuerdo de Cuba y Estados Unidos de restablecer relaciones diplomáticas, anunciado el 17 de diciembre simultáneamente por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

“El gobierno cubano respondió con una oleada de represión preventiva por ese performance (…). Todas fueron detenciones arbitrarias sin cumplir ninguna formalidad legal”, afirmó Elizardo Sánchez.

Los medios oficiales cubanos, que habían descrito la “performance” artística que Bruguera pretendía hacer como una “provocación política”, no han informado sobre estas detenciones, que llevaron a Estados Unidos a manifestarse “profundamente preocupado”.

“Estamos profundamente preocupados por las últimas informaciones de detenciones por parte de las autoridades cubanas de miembros pacíficos de la sociedad civil y de activistas”, dijo este miércoles el Departamento de Estado norteamericano en un comunicado.

“Condenamos fuertemente el acoso continuo del gobierno cubano y el recurso repetido a la detención arbitraria, a veces con violencia, para silenciar a los críticos, perturbar las reuniones pacíficas y la libertad de expresión, e intimidar a ciudadanos”, agregó.

Agentes en apartamento de Bruguera

Los activistas fueron arrestados para impedir la “performance” en la emblemática plaza, corazón político de Cuba, donde Bruguera colocaría una tribuna y un micrófono para que cualquier cubano dijera lo que quisiera durante un minuto.

La artista no llegó a la Plaza a la hora prevista y no pudo ser contactada, puesto que su celular estaba fuera de servicio el martes y su apartamento custodiado por policías de civil que impedían el acceso, constataron periodistas de la AFP.

Bruguera -quien reside alternativamente en Cuba, Estados Unidos y Francia- había promocionado su actividad a través de las redes sociales, al margen de los medios de la isla, que están bajo control estatal.

El portal 14ymedio es el único medio independiente en Cuba, pero casi no se lee en la isla debido a la escasa cobertura de Internet y porque a veces es bloqueado. 

“Provocación política y reality show”

Bruguera había convocado a los cubanos a que expresaran libremente sus ideas sobre el futuro de la isla en esta tribuna pública, pero era poco probable que esta actividad fuera tolerada por el gobierno.

“El proyecto era hacer uso de la libertad de expresión”, reconocida en la propia Constitución cubana, destacó Elizardo Sánchez.

La plaza es escenario de multitudinarias manifestaciones del gobierno y al frente de ella se encuentran la casa de gobierno, la sede del Comité Central del Partido Comunista (único) y el poderoso Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La performance había sido rechazada de antemano por la oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba, que la tildó de “provocación política”, y por el Consejo Nacional de Artes Plásticas, dependiente del Ministerio de Cultura, que afirmó que se trataba de un “reality show” y no de una obra de arte.

Síguenos por @800noticias