Al menos 50 muertos en un atentado suicida en un partido de voleibol en Afganistán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Al menos 50 personas murieron y más de 70 resultaron heridas hoy en un ataque suicida durante un partido de voleibol en la provincia de Paktika, en el sureste de Afganistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

El vicegobernador de la provincia de Paktika, Ataullah Fazli, explicó a Efe telefónicamente que 50 personas murieron en el ataque, perpetrado en un recinto deportivo en el que se jugaba la final de un torneo entre distritos, lo que había hecho que mucha gente se encontrara en el lugar.

“Fue un suicida con una chaqueta cargada con explosivo que detonó entre cientos de espectadores”, dijo Fazli, al precisar que 14 personas han perdido sus vidas en el hospital debido a la gravedad de las heridas.

El responsable político explicó que varios “helicópteros han sido enviados a la zona para trasladar a los heridos a Kabul debido a que 32 de ellos estaban en situación crítica”.

Indicó que la capacidad hospitalaria de la provincia no es suficiente para tratar en condiciones a los lesionados y, por tanto, ha habido que llevarlos a la capital afgana.

Los cuerpos de los fallecidos han sido reunidos en un lugar bajo custodia de las fuerzas de seguridad, que los entregarán mañana a sus familiares, ya que muchos de los asesinados sufrieron daños en sus cuerpos que impiden su reconocimiento hasta el momento.

El ataque ocurrió hacia las 16.30 hora local (12.00 GMT) en un campo de voleibol del distrito de Yaya Khel y entre las víctimas se encuentran al menos seis niños y cinco policías locales.

El ataque se produce después de que la Cámara baja del Parlamento afgano aprobara hoy por mayoría el acuerdo de seguridad con Estados Unidos que prolonga la presencia de tropas de ese país en Afganistán hasta 2024.

Ayer en la provincia de Nuristán, en el este del país asiático, murieron dos militares y 22 insurgentes, mientras que resultaron heridos dos miembros del Ejército, un policía y 27 talibanes al repeler las fuerzas de seguridad un ataque contra una de sus bases.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más violentas después de que el año pasado las fuerzas afganas se hicieran responsables de la seguridad tras la retirada paulatina de la misión de la OTAN, la ISAF, que culminará a finales de 2014.

No obstante, la OTAN ha anunciado que mantendrá en el país a unos 12.500 militares a partir de 2015, de ellos alrededor de 9.800 soldados estadounidenses.

Síguenos por @800noticias