Fármaco experimental contra el Ébola es difícil de producir | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

WASHINGTON, (AFP) – Un fármaco experimental administrado a dos pacientes estadounidenses contaminados de ébola y basado en hojas de tabaco es difícil de producir a gran escala, dijo un científico el martes.

Conocido como ZMapp, este suero consiste en tres anticuerpos fabricados a partir de hojas de tabaco modificadas, que demoran semanas en crecer.

Aparentemente, se administró a toda prisa a los misioneros estadounidenses Kent Brantly y Nancy Writebol, quienes se contaminaron con el virus del Ébola mientras trataban a sus pacientes en Liberia.

La salud de ambos ha mejorado desde entonces. El médico y la trabajadora sanitaria ahora están en cuarentena y reciben tratamiento en un hospital especializado en enfermedades infecciosas en Atlanta (Georgia, sureste de Estados Unidos).

“Por ahora no podemos decir que este fármaco sea particularmente prometedor”, dijo Anthony Fauci, director del instituto estadounidense de virología NIAID.

“Los datos provenientes de pruebas con animales son muy buenos y el uso (de este medicamento) en los dos pacientes sugiere que puede tener un efecto favorable, pero como sólo dos pacientes lo han recibido hasta ahora hay que ser cuidadoso a la hora de sacar conclusiones”, dijo a la AFP.

No hay medicina ni vacuna en el mercado contra el virus del Ébola, que causa fiebre, vómitos, diarrea, dolores musculares y, en ocasiones, sangrados que conducen a fallas en los órganos.

La actual epidemia en el oeste de África es la mayor de la historia: desde marzo ha matado a 887 personas de las 1.600 infectadas.

ZMapp fue identificada en enero como una posible medicina para tratar el ébola, pero aún no se han hecho pruebas seguras en humanos.

“Actualmente hay muy poca disponibilidad de este fármaco”, dijo la compañía en un comunicado, agregando que espera aumentar la producción tan pronto como pueda.

ZMapp es un proyecto conjunto de Mapp Biopharmaceutical, Inc., LeafBio (ambas de San Diego, California), Defyrus Inc. (de Toronto, Canadá), el gobierno estadounidense y la Agencia de Salud Pública de Canadá.

Fauci explicó que el proceso de aumentar su producción tomará un tiempo.

“Llegar a tener una cantidad modesta nos llevará varios meses”, dijo. “Sí, queremos hacer pruebas clínicas, pero el factor que nos limita es el número de tratamientos disponibles”.

Síguenos por @800noticias