Presidenta argentina acusa a automotrices de retener stock y especular con devaluación | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BUENOS AIRES, (AFP) – La presidenta argentina, Cristina Kirchner, acusó este miércoles a las terminales automotrices de retener stock y boicotear políticas de incentivos a la compra de vehículos nuevos mientras suspenden trabajadores, al sugerir que se trata de una maniobra en espera de que se produzca una devaluación.

“Por un lado suspenden gente y por otro se ponen a boicotear”, dijo la mandataria en un acto público en la Casa Rosada (Gobierno), en el que acusó a las automotrices de “esconder los autos”.

Según datos del sector, la producción de automóviles cayó en agosto un 34,5% en relación al mismo mes del año pasado y también cayó un 18% la exportación.

Kirchner sugirió que se trata de una maniobra especulativa en espera de una devaluación de la moneda, como lo ocurrida a comienzos del año cuando el peso perdió 18% de su valor en relación al dólar, la mayor caída ocurrida en un sólo mes desde 2002.

“No sé si esperan un cambio en el valor del dólar o de los precios, o esperan que se caiga el plan, pero les tengo malas noticias: vamos a prorrogar el plan Procreauto para que los argentinos puedan seguir comprando autos”, dijo al anunciar que extenderá el plan oficial que financia a bajas tasas la adquisición de automóviles nuevos para reactivar un sector de peso en el mercado laboral.

La mandataria consideró que “el sector boicotea políticas públicas destinadas a terminar con las suspensiones y a que los argentinos tengan autos 0 KM”.

Kirchner anunció que convocará a una reunión a representantes “de las once terminales automotrices” que operan en el país para analizar la situación.

La industria automotriz ha sido un motor del crecimiento económico argentino desde 2003, pero sufre derrumbes de producción y ventas que ha traducido en suspensiones de personal, en muchos casos acordadas con los sindicatos.

Según datos oficiales, la producción industrial en su conjunto retrocedió 2,8% entre enero y julio de 2014 respecto al mismo período de 2013.

La economía argentina manifiesta síntomas de recesión, con caída del poder adquisitivo del salario por efecto de una inflación que se proyecta al 30% anual y la incertidumbre financiera en medio de la batalla legal con fondos especulativos por bonos impagos de la deuda.

Síguenos por @800noticias