Mayoría republicana en Senado forzará negociaciones en EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Arkansas, Carolina del Norte, Colorado, Dakota del Sur, Iowa, Montana y Virginia Occidental le otorgaron a los republicanos la mayoría de los escaños en el Senado, confirmando así las proyecciones que vaticinaban una derrota legislativa de los demócratas. La oposición obtendría al menos 52 asientos, frente a 47 de los oficialistas, que pierden siete.

Los republicanos mantuvieron Georgia, Kansas y Kentucky. Los demócratas hicieron lo propio en Michigan, Minnesota y Nuevo Hampshire.

El escaño de Virginia se proyectaba demócrata y Alaska estaba por definir. En Louisiana, la contienda se extenderá hasta el 6 de diciembre, cuando en segunda vuelta se definirá el partido que ocupará el curul.

El republicano por Kentucky Mitch McConell relevará al demócrata de Nevada Harry Reid como líder de la mayoría en el Senado.

La Casa Blanca informó que, el próximo viernes, el presidente Barack Obama recibirá a los nuevos líderes del Congreso.

Al momento de cerrar esta edición, las proyecciones en la Cámara de Representantes indicaban que los republicanos mantendrían su mayoría con un margen entre 226 y 242 escaños. Necesitaban 218.

En cuanto a las gobernaciones, lideraban los republicanos con 20 triunfos sobre siete de los demócratas. Estaban en juego 36 de los 50 estados, y el Distrito de Columbia.

Cambian de mando: Pennsylvania para los demócratas, y Arkansas, Illinois y Massachusetts para la oposición.

“Muchos demócratas consideraban que no iban a cambiar las perspectivas en el Congreso independientemente del resultado, por eso decidieron quedarse en sus casas. No tenían ninguna motivación para votar”, señala Dennis Anderson, profesor de Gestión de la Información del St. Francis College en Nueva York.

Necesitan negociar 

“Ahora que los republicanos tienen el control del Congreso deben demostrar que pueden legislar, incluyendo leyes esperadas como la reforma migratoria. Si no lo hacen, arriesgan la elección presidencial de 2016”, explica Anderson.

Con los demócratas en minoría, Obama podrá vetar constantemente leyes conservadoras que proponga la oposición.

“Los republicanos necesitarían una supermayoría de 60% para superar el veto (presidencial), lo cual no lograron” explica Steffen Schmidt, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Iowa.

Aunque disminuye el poder legislativo de Obama, tal vez sea capaz de mover algunas legislaciones si los republicanos están a cargo, ya que no se puede ignorar el Congreso unificado y él también tiene que demostrar que está haciendo algo, estima Anderson.

Peor mapa en 50 años 

Horas antes de conocerse los resultados, Obama reconocía que su partido enfrentaba el peor mapa electoral en 50 años.

El Presidente dijo que la posición precaria de su partido es principalmente atribuible a la naturaleza de las elecciones al Senado que abarcan un tercio de los escaños de la Cámara en cualquier elección.

“Este es posiblemente el peor grupo de estados para los demócratas desde Dwight Eisenhower. Hay una gran cantidad de estados que están siendo impugnados en los que tienden a inclinarse por los republicanos”, explicó.

Campaña de $4 mil millones 

Estas son las elecciones legislativas más caras de la Historia de Estados Unidos, debido a una modificación de la Suprema Corte que levantó los límites de financiación electoral.

De acuerdo al centro de responsabilidad política OpenSecrets, la campaña tuvo un costo de 4 mil millones de dólares.

Mil millones de dólares fueron gastados en grupos externos a candidatos y partidos para comprar influencias. Estas contribuciones no fueron divulgadas públicamente.

En mayo, cuatro de los cinco magistrados del máximo tribunal consideraron inconstitucional el límite global que existía para regular la cantidad de dinero que un ciudadano (123.200 dólares) podía donar para una campaña de candidatos federales y comités partidistas.

Fuente: El Universal

Síguenos por @800noticias