Investigan si líder del Estado Islámico murió | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Los ataques se llevaron a cabo el pasado viernes en la noche y que tenían como objetivo los líderes de esta organización que tiene el control de extensos territorios en Irak y Siria.

“Puedo confirmar que la coalición internacional llevó a cabo una serie de ataques aéreos ayer en la noche (viernes) en Irak en contra de lo que parecía ser una reunión de los líderes del Estado Islámico (Ei) cerca de Mosul”, aseguró el portavoz del Comando Central Estadounidense, Patrick Ryder, que señaló que no podían confirmar si al Baghdadi hacía parte de este grupo.

“No podemos decir si el líder del EI, Abu Bakr al Baghdadi, estaba entre los presentes”, aseguró Ryder mientras que jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas británicas, Nicholas Houghton, dijo a la BBC que posiblemente tome algunos días en confirmar quiénes fueron las verdaderas víctimas de los ataques. “No puedo confirmar en absoluto quiénes murieron”, dijo.

Pero desde que los norteamericanos confirmaron que habían llevado a cabo esta misión contra lo que se considera la cúpula del Estado Islámico, la confusión aumentó con las horas. Desde entonces, han surgido decenas de rumores sobre el destino de los líderes de esta organización.

La muerte de Al Baghdadi u otros líderes sería un gran revés para el Estado Islámico y un gran respiro para las fuerzas iraquíes y la coalición internacional que combaten desde el terreno y el aire, respectivamente, a esta organización.

El Comando Central (Centcom) confirmó que uno de los ataques habría sido contra una caravana de diez automóviles en las proximidades Mosul, la segunda ciudad de Irak en poder de los islamistas desde junio, y que es considerada la capital del proclamado califato en ese país.

El segundo ataque se habría realizado en la población de Al Qaim, en la provincia de Anbar, y a 180 kilómetros de Mosul.

Según informaciones dadas a la cadena de televisión saudí Al Arabiya por el parlamentario de esta provincia, Mohammad Al Karbuli, el ataque habría sido contra una vivienda de esta población, cercana a la frontera con Siria y habrían muerto decenas de personas y un número mayor habrían resultado heridas.

Esta cadena de televisión, al igual que otras versiones que circulaban ayer en los medios de comunicación regionales, aseguraba que fuentes de las tribus locales habían confirmado que Al Baghdadi habría sido “herido de gravedad”.

Al mismo tiempo el periódico inglés ‘The Guardian’, informaba que Abu Saja, un cercano colaborador de Al Bagdadí que siempre solía estar en su compañía, había muerto durante los ataques.

Dos testigos de Al Qaim, por su parte, aseguraron a la agencia Reuters que los combatientes del EI habían desocupado el hospital para atender los heridos e iniciaron una campaña para que la población donara sangre.

Todas estas informaciones, sin embargo, son extremadamente difíciles de verificar sobre el terreno porque los ataques fueron llevados en lugares en control del Estado Islámico, donde ni las fuerzas de seguridad iraquíes ni los servicios de inteligencia Occidental tienen presencia más allá del aire.

Abu Bakr al Baghdadi se había proclamado como califa del Estado Islámico el pasado cinco de julio cuando apareció sorpresivamente en la gran mezquita de Al Nouri, en Mosul. En aquel momento se autoproclamó líder de los musulmanes del mundo y les hizo un llamado para que lo suguieran.

Al Baghdadi, un doctor en estudios islámicos hasta la invasión estadounidense de Irak en 2003, se habría convertido en seguidor de las ideas del Al Qaeda durante los cuatro años que pasó en la prisión estadounidenses de Camp Bucca, considerada la universidad de los extremistas en Irak.

“Lo que no quiero es apresurar la sensación de que la muerte potencial de uno de sus principales líderes va a crear alguna reversa estratégica dentro del EI.

Ellos van a regenerar su liderazgo”, señaló a la BBC Houghton, que señalaba que las ideas de esta organización tienen mucho eco entre miles de personas, incluidos occidentales que tienen la ilusión de unirse a su lucha.

Estos ataques contra la cúpula del EI llegan en un momento en que el presidente estadounidense Barak Obama anunció un plan para enviar 1.500 militares más para dar consultoría y entrenamiento a las Fuerzas Armadas iraquíes. En total 3.100 efectivos estadounidenses pasarán a estar radicados en Irak.

 

Información http://www.eltiempo.com/mundo/medio-oriente/ee-uu-investiga-si-lider-del-estado-islamico-murio/14811718

Síguenos por @800noticias