Arsat-1 entró en contacto con centro de control argentino | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

 El satélite argentino Arsat-1, lanzado hoy al espacio, ya entró en contacto con la estación terrestre de la ciudad bonaerense de Benavídez una vez que se despegó del cohete propulsor, informó la presidenta Cristina Fernández.

“Eso completa el éxito del lanzamiento y de todos los que trabajaron en este sueño que hoy se hace realidad, y que coloca a Argentina en un selecto grupo de países que fabrican satélites”, destacó.

Tras felicitar a los equipos de científicos y tecnólogos que participaron en su elaboración, Fernández resaltó que celebran este logro “en tiempos cuando los fondos buitres con alas negras nos quieren embargar e hipotecar la vida”.

En cambio, “las alas del Arsat son blancas, de construcción, de progreso, de ciencia, de tecnología”, enfatizó la Presidenta visiblemente emocionada.

La mandataria habló en cadena nacional de televisión para festejar lo que consideró un hito histórico para el desarrollo de la ciencia y la tecnología del país y un logro para los 40 millones de argentinos.

El Arsat-1, fabricado íntegramente en Argentina, es un satélite de telecomunicaciones que no solo brindará servicios a este país, sino también a naciones limítrofes como Chile, Paraguay y Uruguay, señaló la jefa de Estado.

Fue puesto este jueves en una órbita elíptica de transferencia a unos 250 kilómetros sobre el nivel del mar por un cohete francés Ariane-5 desde Kourou, Guayana Francesa.

Durante los próximos 10 días será guiado desde la estación terrestre en Benavídez hasta su punto final en una órbita geoestacionaria a unos 36 mil kilómetros de distancia de la Tierra desde donde brindará servicios, entre otros, de televisión digital, Internet y telefonía.

Fernández recordó que este proyecto llegó hoy a su culminación gracias a la visión que tuvo el entonces presidente Néstor Kirchner, quien recuperó para el país la órbita geoestacionaria que pertenecía a Argentina pero estaba en manos privadas que amenazaban con venderla.

El Reino Unido era el principal postor para apoderarse de ella, pues esa esfera cubre desde Canadá hasta las Islas Malvinas, señaló la mandataria.

De paso, criticó a la oposición por desvirtuar el proyecto y rememoró que en julio de 2013 “un periódico que no voy a decir su nombre tituló Arsat, un satélite fuera de órbita, para denostar el proyecto”, dijo en alusión al diario Clarín.

En esa línea, cuestionó a dirigentes opositores que amenazaron con derogar las últimas leyes que se aprobaron en la gestión kirchnerista en caso de que llegaran a la Presidencia. “Nos quieren embargar los sueños y el futuro de los argentinos”, disparó la jefa de Estado.

 

Información Prensa Latina

Síguenos por @800noticias