“Tusk”, una comedia de terror con Johnny Depp y la hija de “El Puma” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

LOS ÁNGELES, (AFP) – Génesis Rodríguez, hija del cantante venezolano “El Puma” José Luis Rodríguez y estrella ascendente en Hollywood, comparte cartel con Johnny Depp y el ya crecido niño prodigio de “Sexto Sentido” Haley Joel Osment en la comedia de horror “Tusk”.

La película del cineasta independiente Kevin Smith, que se estrena este viernes en Estados Unidos, pone en escena a un presentador de radio en línea que es perseguido por un psicópata misántropo (Michael Parks).

La estrella planetaria Johnny Depp está irreconocible como detective privado canadiense, mientras Parks (conocido especialmente por “Kill Bill”) hipnotiza en su papel de peligroso lunático.

Hablando de Johnny Depp, el director de 44 años contó en una mesa redonda con periodistas en Los Ángeles que su talento “más fantástico es que basta con poner una cámara delante de él y dejarlo hacer lo que quiera”.

La película es protagonizada por Justin Long (“Mom”, “New Girl”) en el papel del arrogante animador de podcast Wallace, que acaba siendo capturado por el hombre que quería entrevistar.

La estadounidense-venezolana Génesis Rodríguez es la novia de Wallace, aunque acaba traicionándolo con su mejor amigo y colega en la radio.

“Inicialmente, Kevin quería que ella lo engañara sin ninguna razón aparente, y yo le dije ‘no conoces a las mujeres, Kevin, una chica necesita una razón’; y le dio un motivo”, contó la joven actriz.

La tercera esquina del triángulo amoroso es encarnada por Osment, quien se ganó un lugar en la historia del cine por su frase “veo gente muerta” en el film de 1999 “Sexto sentido” y vuelve a la actuación tras una pausa de varios años que dedicó a la universidad.

 

– La maldición del cine independiente –

 

El autor Kevin Smith ganó estatura de cineasta de culto con su primera película, “Clerks”, filmada en blanco y negro con 27.000 dólares y que ganó el premio de los directores en el festival de cine de Sundance.

La cinta fue clasificada por la revista especializada Entertainment Weekly como una de las “25 películas más divertidas de los últimos 25 años” y convirtió a Smith en uno de los cineastas más emblemáticos de la “generación X”, junto a Todd Solondz y Richard Linklater.

Luego Smith realizó varios largometrajes, básicamente comedias como “Chasing Amy” (1997) y “Dogma” (1999), ambas con Ben Affleck. Pero ninguna tuvo el nivel, ni de taquilla ni de crítica, que alcanzó la primera.

“He tenido 20 años para hacer otra ‘Clerks’ y nunca la hice”, dijo Smith, burlándose de sí mismo. “Por eso hace dos años en Sundance comencé a decirle a todo el mundo que renunciaba al cine”.

“No soy un director para el gran público (…), no hay lugar para un director de bajo presupuesto como yo en esta industria”, deploró este hombre con barba y lentes redondos, que llevaba una camiseta deportiva naranja y azul.

“Tusk” (colmillo, en inglés) costó cerca de 3 millones de dólares, una cifra ridícula al lado de los presupuestos de las grandes producciones como “Guardianes de la galaxia”, por ejemplo, que costó 170 millones y es ahora un gran éxito de taquilla con más de 600 millones de dólares recaudados en todo el mundo.

Pero su nueva película de comedia/terror ha causado reacciones dispares.

“The Wrap”, uno de los sitios de referencia de Hollywood, consideró que su problema “no es tanto que la cinta pase bruscamente de un tono a otro, sino que ninguno de los dos tonos funciona”.

En cambio, “Variety” saludó su mezcla “convincente” entre “The Fly” y “Chainsaw Massacre”.

Síguenos por @800noticias