Las mujeres son el “alma negra” de la mafia italiana | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

VENECIA, (AFP) – El director de cine italiano Federico Munzi, entre los favoritos para el León de Oro de la Muestra de Cine de Venecia por su filme sobre una familia mafiosa, asegura en una charla con la AFP que las mujeres son “el alma negra” de la temida organización criminal porque con su silencio aprueban los crímenes de sus hijos.

Elogiada por la crítica tanto italiana como internacional, que la comparó con la legendaria “Rocco y sus hermanos” de Luchino Visconti, según Hollywood Reporter, tildada por varios medios como la nueva “Gomorra” del cine, en alusión a la premiada película de Matteo Garrone sobre la Camorra napolitana, Munzi reconoce que quiso mostrar con “Almas negras” las debilidades de los mafiosos, un tema poco abordado en el cine.

“Me basé en la novela de Gioacchino Criaco, pero la traicioné para respetar su propia idea: que estos criminales tienen sus fragilidades. Algo que rompe con la idea del mafioso en sí mismo, con la imagen cinematográfica que se le ha dado e inclusive con la idea que ellos mismos han querido transmitir”, explicó.

“En realidad hay quienes se suicidan, que sufren, que viven tensiones terribles. Pongo en escena aparentemente la guerra contra otra banda, en realidad escenifico la guerra dentro de ellos mismos, en la misma familia. Es que la verdadera guerra está dentro de ellos”, sostiene.

El director, de 45 años, graduado en Ciencias Políticas y formado en el mítico Centro Experimental de Cinematografía de Roma, quien debutó en 2004 con “Saimir”, sobre un encantador niño albanés que emigró a Italia, que obtuvo una mención especial en la Mostra, no quiso contar el “arquetipo” del criminal, dice.

“En Calabria la mafia es de tipo familiar, el clan está constituido por parientes, no ocurre como en la mafia siciliana, que tiene sus ritos de adhesión”, asegura tras haber pasado muchos meses en ese territorio perdido del sur de Italia para preparar la filmación, ya que rodó casi toda la cinta en el casco histórico de Africo, un localidad abandonada entre las montañas de Aspromonte.

 

– Africo : un mundo complejo –

“Si, Africo es el pueblo que la literatura judicial y periodística señala como uno de los lugares más mafiosos de Italia, uno de los centros neurálgicos de la Ndrangheta (la mafia calabresa)”, conocida en la década década del 70 por ser la tierra de los secuestros y ahora la conexión con América Latina para el tráfico de la cocaína .

“Africo es el corazón de la crónica negra más espantosa. Cuando llegué tenía un prejuicio que no era sólo psicológico, sino que nacía de la realidad. El obstáculo para rodar era yo, porque el filme no denuncia hechos concretos, ni acusa con nombres y apellidos”, responde al ser interrogado sobre si sufrió amenazas.

“Al final, todos los intérpretes que reclutamos, que mezclé con profesionales, sabían que estaban actuando y ello se convirtió en un proyecto positivo para ese pueblo, era como hacer algo para cambiar esa historia negativa, como un taller cultural”, cuenta.

“Me sorprendió saber que algunos lo han entendido como una manera de dar voz a un pueblo estigmatizado y así lo dijo ante la prensa uno de los actores no profesionales que participó” y que interpreta al joven que quiere seguir los pasos del tío rico mafioso, que viaja por el mundo y habla varios idiomas y que termina por desencadenar una “vendetta” entre bandas rivales que el padre decide quebrar.

“No fui censurado por narrar algo feo. Sintieron el respeto de la mirada del cineasta”, dice Munzi.

El final sorprendente, con el personaje que elimina a sus más estrechos familiares, contrasta con el papel de las mujeres, por momentos demasiado pasivo, sobre todo ahora que se sabe que llegan a dirigir el lavado de dinero, dan órdenes y remplazan a los maridos encarcelados dentro de la jerarquía de la organización.

En el filme “son las mas silenciosas, están en la sombra, pero con una mirada dan su consentimiento”, sostiene. “Representan el aspecto más conservador, las verdaderas almas negras. La madre con la mirada da el toque inicial para la vendetta, mientras la esposa milanesa, sin admitirlo, es cómplice. Tal vez sea Italia “, reconoce.

Síguenos por @800noticias