Este fin de semana cierra la I Temporada de Ópera Breve | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

El viernes 10 y sábado 11 a las 7:00 p.m. y domingo 12 de octubre a las 5:00 p.m., llega a su final la I Temporada de Ópera Breve, con la puesta en escena de Gianni Schicchi, una de las obras más teatrales del compositor Giácomo Puccini. Las entradas están a la venta por un costo de Bs. 500,00 (Platea), Bs. 400,00 (Balcón) y Bs. 160,00 (preferenciales) y pueden adquirirse en la taquilla del Teatro, en la Av. Tamanaco,  El Rosal, de martes a domingo de 9:30 a.m. a 6:30 p.m., o a través de www.ticketmundo.com.

Fucho Pereda, responsable y destacado director de escena de la ópera,  nos dice sobre la misma “la obra resume en una hora de música, una pieza teatral plena de personajes únicos, que con sus características personales la llevan a la cumbre de la expresión”. Su autor –agrega Pereda- logró comprimir de manera estupenda la vanguardia musical de ese momento, que colocó a Gianni Schicchi en la cima del período moderno.

Florencia, un 1° de septiembre a mediados de los años 60, es la ciudad  donde se desarrolla la acción de la ópera. Ha fallecido el millonario Buoso Donati, su familia lo llora melodramáticamente hasta que descubren que toda su fortuna ha sido donada al Monasterio de “Santa Reparata”, por lo que tienen que tomar acciones antes que todo el pueblo se entere de la situación y poder rescatar la herencia para la familia. Llaman a un famoso estafador, Gianni Schicchi, cuya hija Lauretta está enamorada de Rinuccio, sobrino del difunto. Y entre acciones de dudosa honestidad tanto por parte de los familiares, como de los personajes que entran en escena, Schicchi logra cambiar el testamento del muerto y se reserva para sí mismo, las mejores posesiones, con la finalidad de proveerle a la joven pareja de enamorados, un futuro provechoso.

El papel de Gianni Schicchi, está cargo de Gaspar Colón, considerado como el más destacado barítono de esta generación musical vigorizante de Venezuela y reconocido como una de las grandes voces latinoamericanas. Ha desarrollado una carrera ascendente, llena de éxitos en importantes escenarios de Venezuela, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, entre los que destaca el rol de “El diablo”, en el reciente montaje de la Cantata Criolla de Antonio Estévez, la obra sinfónico coral más importante de Venezuela, dirigida por Gustavo Dudamel en el “Carnegie Hall” de Nueva York y el “Walt Disney Hall” de Los Ángeles.

Completan el elenco: Natalia Díaz (Lauretta), Alberto Colmenares (Rinuccio), Katiuska Rodríguez (Zita) y Katherine Colmenares (Nella). Todos ellos con el respaldo musical de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao, 

Además de Fucho Pereda a cargo de la puesta en escena de la ópera y la dirección musical  de Andrés David Ascanio, en la escenografía se encuentra Luis Dorta y como vestuarista  Freddy Medoza.

 

Síguenos por @800noticias