Uruguay se pone a prueba ante el nuevo Japón de Aguirre | 800Noticias
800Noticias
Deportes

SAPPORO, (AFP) – Uruguay, con el Mundial de Brasil ya en el olvido, inicia una nueva etapa con destino a la Copa América de 2015, con un duelo amistoso el viernes (10:25 am GMT) en Japón, donde debutará el nuevo seleccionador de los nipones, el mexicano Javier Aguirre.

Incluso sin el delantero del Barcelona Luis Suárez, Uruguay tiene la capacidad para hundir las esperanzas de Aguirre de tener un plácido comienzo al frente de los Samuráis Azules, que vienen de ser eliminados en la primera fase del Mundial.

“Es un partido importante porque estamos comenzando a dar oportunidad a nuevos valores. Tenemos la intención de ampliar la base de jugadores elegibles”, explicó Celso Otero, entrenador de la Celeste en esta gira asiática, ya que Oscar Tabárez se encuentra de baja por motivos de salud.

Uruguay confirmó en la víspera del partido su once titular para el encuentro de Sapporo, con Fernando Muslera en el arco, una defensa compuesta por Maximiliano Pereira, José Giménez, Diego Godín y Martín Cáceres, un centro del campo con Mathias Corujo, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez, y con Diego Rolán y Edinson Cavani como esperanzas ofensivas.

Para Corujo, del Universidad de Chile, se tratará del debut oficial con la camiseta absoluta.

En Japón, el partido es el primero de una semana ante rivales sudamericanos, ya que el 9 de septiembre jugará contra Venezuela en Yokohama. Todo ello con la mente puesta en la defensa del título de la Copa de Asia, en enero en Australia.

No ganar el torneo continental provocaría dudas sobre la decisión de la Federación Japonesa de Fútbol (JFP) de pagar 2,5 millones dólares al año al técnico mexicano.

El severo Aguirre ha empezado a imponer su régimen en el campamento nipón.

Ha prohibido los móviles en la mesa a la hora de la comida y ha avisado que no tolerará caprichos de estrella.

Solo 12 de los integrantes del equipo que viajó a Brasil han sobrevivido a la primera criba hecha por Aguirre.

El entrenador, que llevó a México a los octavos de final en los Mundiales de 2002 y 2010, no mira al pasado. “No me importa quiénes jugaron con Japón antes. Eso es irrelevante”, aseveró.

El trío mundialista formado por Makoto Hasebe, Keisuke Honda y Yuto Nagamoto da estabilidad pero Aguirre prescindió del mediapunta Shinji Kagawa después de que sufriera una conmoción en el último partido que jugó con el Manchester United antes de mudarse al Borussia Dortmund.

La ausencia de Suárez ayuda a la causa japonesa, especialmente después de la exhibición que dio en la victoria (4-2) ante los japoneses el año pasado, cuando el charrúa también estaba sancionado por morder.

Honda, que pidió perdón entre lágrimas a Japón por el “patético” desempeño tras encajar un sonoro 4-1 ante Colombia en su último partido mundialista, afirmó que el ambiente en el campamento es positivo antes del partido del viernes.

“Es motivador. El español es un poquito difícil pero podemos entendernos (con Aguirre) en inglés. Hace chistes y le estamos empezando a conocer como persona”, le contó a los medios locales el jugador del Milan italiano al hablar de Aguirre.

Como entrenador de México, en 2009 fue suspendido tres partidos por patear a un jugador de Panamá y ha exigido los futbolistas japoneses que muestren más pasión y “jueguen por la camiseta”.

Después de este partido, Uruguay se enfrentará a Corea del Sur el martes 9, en otro partido amistoso.

Síguenos por @800noticias