Terry y Diego Costa le dan a Mourinho su primer título | 800Noticias
800Noticias
Deportes

El Chelsea conquistó la Copa de la Liga con una victoria por 2-0 ante el Tottenham en una final donde imperó el miedo a perder sobre las ganas de levantar el trofeo.

Fue una partida de ajedrez entre Mourinho yPochettino más que un encuentro de fútbol. Mucha especulación y apenas brillo. Ahí, la experiencia del técnico portugués y la mayor calidad de sus jugadores decantó la balanza para los Blues. Dos goles a favor, cero en contra y un título más para sus vitrinas, el primero del ex técnico del Real Madrid desde que regresó a Stamford Bridge y el primero de la temporada para un Chelsea que también acaricia laPremier League (está a cinco puntos del Manchester City con un partido menos) y sueña con la Champions League….

La reciente victoria del Tottenham por 5-3 en la Premier League (el día de año nuevo) marcó el inicio partido. También las alineación de Mourinho. A falta deMatic y de su suplente, Obi Mikel, el portugués se inventó un tercer mediocentro con Zouma, acompañando a Cesc Fábregas y Ramires, para evitar otro encuentro a la ruleta rusa. Cero riesgos. Y apenas ocasiones. Ni para uno ni para otro. Un tostón de primera mitad que se resolvió con 1-0 para los Blues gracias a la mayor eficiencia de los de Mourinho.

El Tottenham intento aprovechar la nueva posición de Zouma con la línea de tres formata por Townsend, Chadli y Eriksen en tres cuartos de campo. El francés, no obstante, arropado por Terry y Cahill, estuvo imperial y solo Eriksen logró intimidar a Cech con un disparo de falta al larguero en el minuto 11. Mientras tanto, en el otro área, Diego Costa buscaba aprovechar con su beligerancia habitual la inexperiencia de Dier para desequilibrar el partido. Tampoco pudo. Y así, a falta de grandes ocasiones y con Hazard desparecido, los blues sacaron su arma secreta del balón parado para romper el partido justo antes del descanso. Willian puso una falta desde le lateral, Rose no supo despejarla y, tras varios rebotes, el capitán Terry la mandó a la red de Lloris ante la pasividad de la defensa rival.

El Tottenham intentó reaccionar tras el descanso pero a cambio se encontró con otro gol en contra en el minuto 56. La conexión Fábregas-Costa, desaparecida en los últimos encuentros, resurgió en el momento oportuno para establecer el 2-0. El catalán filtró un balón entre la zaga de los de Pochettino y Costa, ayudado por Walker, que golpeó el balón, engañó a Lloris en la definición.

A partir de ahí ya no hubo más. El Chelsea se cubrió todavía más y el Tottenham, a la desesperada, rondó el 2-1 pero fue incapaz de obrar la hazaña. Remontar dos goles a un equipo de Mourinho era demasiado hasta para Harry Kane.

Fuente: AS

Síguenos por @800noticias