Reyes del Balón de Oro desde 2008 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Son los Reyes de Europa y los del Mundo. Cristiano y Messi son los principales protagonistas de los galardones que premian a los mejores a nivel individual. Desde 2008 dominan el Balón de Oro, el premio más prestigioso de todos los que se otorgan.

Los dos hacen acto de aparición en la lista de los mejores en 2007. Kaká se alza con el galardón ese año tras conseguir la Champions con el Milán (desde 1991 hasta 2009 convivieron el Balón de Oro con el FIFA World Player. A partir 2010 se fusionan y se denomina el FIFA Balón de Oro). Messi empezaba a despuntar en el Barça. Le hizo un hat-trick al Madrid y marcó un gol al Getafe que fue destacado como de los mejores de todos los tiempos. “Es el nuevo Maradona”, decían en Argentina. Mientras, Cristiano en el Manchester fue decisivo para que su equipo ganara la Premier. Ya se empezaba a vislumbrar el potencial de ambos.

A partir de la siguiente temporada los dos se repartirían hasta hoy en día todos los Balones de Oro en juego. En 2008 fue para Cristiano. Pese a ser año de Eurocopa (España fue la campeona), el portugués fue el número uno. Ganó cuatro títulos: Champions, Premier, Supercopa y Mundialito de Clubes y consiguió ser Bota de Oro con 31 tantos al final de temporada. También se llevaría el FIFA World Player. Un año redondo que culminaría con su llegada al Madrid en junio de 2009.

La explosión de Messi coincide con la de Guardiola como entrenador del Barça. Cuatro años seguidos siendo Balón de Oro (2009, 2010, 2011 y 2012) y dos Botas de Oro más (09-10, 11-12). Cristiano era segundo, salvo en 2010 que quedaron Iniesta y Xavi, que eran favoritos tras ganar el Mundial. El argentino dominaba en los votos de los seleccionadores, los capitanes y los periodistas. Mientras Cristiano acumulaba una Bota de Oro más, 2010-11.

La temporada pasada, el Balón de Oro regresó a manos del portugués. Cristiano lloró de emoción. Nunca bajó los brazos aún sabiendo que tenía a su vera al rival más fuerte. Este año la lucha parece más desigual. Messi no ganó nada, perdió la final del Mundial aunque fue elegido, con polémica, mejor jugador. Cristiano alzó la Champions y la Copa. Ha sido Bota de Oro con 31 goles y máximo anotador de la Champions con 17. La solución, el 12 de enero.

Fuente: Diario AS

Síguenos por @800noticias