Paraguayo Capiatá y venezolano Caracas empataron 1-1 en ida de la segunda fase de Sudamericana | 800Noticias
800Noticias
Deportes

CAPIATÁ, (AFP) – El Deportivo Capiatá de Paraguay y el Caracas de Venezuela empataron 1-1 en partido de ida por la segunda fase de la Copa Sudamericana 2014, disputado en la ciudad del mismo nombre, a 20 km de Asunción (este), ante unos 8.000 espectadores.

Capiatá se adelantó por intermedio del volante Cristian López, a los 42 minutos, de juego, de tiro libre. La paridad se produjo a través de Rómulo otero, a los 89 minutos.

El partido fue de neta superioridad del cuadro guaraní que jugó por primera vez en su propio estadio con capacidad para 10.000 espectadores.

La revancha se jugará el próximo miércoles en la capital venezolana. El ganador de la serie enfrentará en octavos de final al vencedor de la llave argentina entre Boca Juniors y Rosario Central, que en la ida en Rosario empataron 1-1.

El gol de los guaraníes se generó por el lado derecho por una falta cometida por el veterano centrocampista Miguel Mea Vitali, de 33 años, protestada por los ‘Demonios rojos’.

Sin embargo, el árbitro boliviano José Jordán cobró y López ejecutó perfecto. El goleador fue el sustituto de Derlis Ortíz, el motor del conjunto “escobero” de Paraguay, quien quedó excluido de este encuentro por lesión.

El portero Alain Baroja se apresuró y salió al paso para tratar de contener la trayectoria del balón pero la pelota le pasó encima y se coló en su ángulo derecho.

La incidencia se produjo 13 minutos después de reiniciado el encuentro, interrumpido desde los 28 por el apagón que sufrió una de las columnas lumínicas.

Dicho apagón duró 14 minutos, el tiempo que los electricistas necesitaron para cambiar los fusibles de la iluminación.

Los “escoberos” intentaron por todos los medios de liquidar el partido con incursiones ofensivas veloces de sus delanteros Oscar Ruiz y Fabio Escobar en el segundo tiempo y que llevaron peligro al área rival.

A los 55 minutos, otro disparo desde media distancia de López, fue desviado apenas por el portero del Caracas al córner.

A los 60, el hombre de refresco del Caracas, Luis González (sustituyó a Jhonder Cádiz a los 59) tuvo la mejor oportunidad de su equipo al rematar pero por encima del travesaño.

Un minuto más tarde, tras un contragolpe, el mismo González salvó a su equipo de un segundo revés al sacar de la línea una pelota de gol luego de un disparo del defensa paraguayo Jorge Rodrigo Paredes, adelantado.

La impotencia de los paraguayos para asegurar el partido a su favor animó a la visita a tentar la paridad.

El adiestrador Eduardo Saragó mandó a la cancha a los ofensivos Luis González y Edder Farías. Ambos empujaron a su equipo para arriba con posibilidades.

Como réplica, el técnico del Capiatá, Héctor Marecos, puso un defensa, Julio Irrazábal, para frenar los ataques del rival.

Pero también incluyó a un atacante, Milciades Silva y otro volante, el experimentado Raúl Román, para tratar de controlar el juego que se le estaba yendo de las manos.

Finalmente se produjo lo que se veía venir, el gol del empate del Caracas a los 89 minutos, a través de un bombazo de Rómulo Otero que se introdujo en el ángulo izquierdo del arco defendido por el arquero Tobías Vargas.

En el descontrol de los paraguayos, el arquero Tobías Vargas fue expulsado a los 90+3 minutos, incidencia tras la cual el árbitro dio por finalizado el partido.

Síguenos por @800noticias