Madrid ha pasado del cielo a la crisis en sólo 50 días | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Cambio radical. El Madrid tocó la gloria en Marrakech con el Mundialito, pero entró en barrena en el Vicente Calderón tras el 4-0. En tan sólo 50 días los números hablan: tres derrotas, un empate y cinco triunfos, con un balance de 13 goles en contra y 17 a favor. Los 28 partidos anteriores de la temporada fueron muy distintos: 24 victorias, un empate y tres derrotas, con 94 goles marcados y 18 recibidos. Es decir, el Madrid lleva a estas alturas de año las mismas derrotas que encajó la temporada anterior (6).

Insistencia en el 4-3-3. El Bernabéu castigó con pitos el excesivo individualismo mostrado por Bale en varios partidos en este 2015 (Espanyol, Valencia, Atlético o Real Sociedad). Ancelotti (“yo soy técnico de club, no de jugadores”) anunció el pasado 3 de febrero que la BBC no se mueve por decreto: “No hay duda: si Cristiano, Benzema y Bale están bien, jugarán siempre”. Por tanto, el sistema se queda condicionado al ‘obligado’ 4-3-3, que sólo es modificado por el 4-4-2 por lesiones o sanciones de la BBC. Ni la estadística desfavorable ante el Atlético durante esta temporada (seis partidos sin ganar) le hacen cambiar de opinión tras el naufragio del Calderón: “Con los tres de arriba hemos ganado la Champions y el Mundial de Clubes, así que me parece que esta cuestión no tiene sentido”.

Cristiano. Su promedio goleador como madridista es de 1,03 tantos (288 dianas en 278 encuentros), pero en 2015 ha bajado a 0,57 (cuatro en siete). En estos siete partidos dispara menos (3,5 por choque) de lo que venía promediando esta campaña (5). Además, fue expulsado en Córdoba y se marchó del estadio sacándose brillo al escudo. No rinde igual que antes y lo reconoció tras caer eliminado en Copa ante el Atlético: “Hay momentos buenos, hay momentos malos y hay que saber cuándo se está mal. A lo mejor no estoy en perfectas condiciones, pero voy a estar mejor”.

Conflicto médico. Esta temporada han pasado por la enfermería diez futbolistas (Ramos, Modric, Pepe, Coentrao, James, Bale, Khedira, Carvajal, Arbeloa e Illarra). Existe un enfrentamiento entre la plantilla y el club por el despido de Pedro Chueca, fisio de confianza de parte de los pesos pesados y la imposición el doctor Jesús Olmo. Hay un ambiente enrarecido.

Renovaciones. Los cuatro títulos de 2014 (Champions, Copa, Supercopa de Europa y Mundialito) dieron paso a una ronda de negociaciones para ampliar contratos. El más sonado antes de que acabara 2014, el de Ancelotti (que acaba en 2016). A principios de año apareció el nombre de Ramos (2017), que rechazó la oferta de ampliación de contrato presentada por la entidad. De rebote, esta situación provocó el nerviosismo de Varane, que se reunió con los responsables del club para preguntar por su rol en el equipo con Ramos y Pepe en la plantilla. Cabe recordar que desde el 4 de julio la figura de director deportivo sigue vacante tras la marcha de Pardeza…

Falta de autocrítica. “La eliminación en Copa es buena para el equipo. Ahora tenemos más tiempo para preparar Liga y Champions”, dijo Ancelotti tras caer eliminado ante el Atlético. “Ya veremos quién está arriba al final de temporada”, aseveraba Ramos esa misma noche. “¿Error mío en el 1-0? ¿Por qué? No ha sido así”, mantenía Iker tras el 4-0. “El equipo estaba un poco cansado. Fue muy poco tiempo de recuperación para algunos futbolistas porque jugaron el miércoles. El Atlético no quiso cambiar o no pudo, aunque no es excusa”, sostenía Cristiano en el Calderón. Sin autocrítica a nadie le pareció mal descansar ayer y reanudar los entrenamientos hoy a las 15:00 horas.

Roles residuales. Ni las lesiones de Modric y James han servido a Illarramendi para gozar de más protagonismo. Tampoco para dar descanso a Kroos (que ha jugado el 92% de los minutos). “Confío en Illarra”, aseguraba Ancelotti un día antes de que el club fichara a Lucas Silva. El de Mutriku es el 15º futbolista en minutos. El club pagó por él 38,9 millones en 2013, pero Ancelotti optó por Khedira en el Calderón (se marcha libre en cinco meses), que sólo gana a Chicharito, Jesé, Pacheco y Lucas Silva en minutos jugados. Hay nueve futbolistas de la plantilla que superan los 2.000 minutos de juego. Otro caso es el de Chicharito. Jugó en el Calderón los mismos minutos que en los últimos 11 partidos (18’) anteriores. Saltó al campo con 3-0. Minutos antes, las cámaras de Cuatro cazaron cómo Arbeloa recriminaba a Clement la decisión de sacarle a calentar: “¿Es necesario?”.

El bolo de Dubai. El primer síntoma de alarma vino con este amistoso en el desierto (por primera vez desde 1979 quedó sin disputarse el legendario Trofeo Bernabéu). El Madrid se llevó cuatro millones por aquel partido el 30 de diciembre, justo después de las vacaciones navideñas. Fue el primer aviso de lo que vino después en Mestalla: derrota 2-1 y fin de la racha de 22 victorias seguidas.

Fuente: AS

Síguenos por @800noticias