La fiscalía denuncia a expresidente regional valenciano por la F1 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Madrid, España | AFP | La fiscalía anticorrupción ha denunciado al expresidente regional de Valencia por presuntas irregularidades en los contratos para celebrar grandes premios de Fórmula Uno en esa ciudad del este de España, que costaron millones de euros a la comunidad autonóma.

El fiscal apunta en su escrito, hecho público este viernes, al expresidente regional Francisco Camps, al expiloto de motociclismo Jorge Martínez “Aspar” y a la exministra regional de Cultura Dolores Johnson como presuntos autores de malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario.

Según el escrito, Camps, tras negociar la celebración de un gran premio de Fórmula Uno en Valencia con Bernie Ecclestone, el gran empresario que gestiona los intereses comerciales de la competición, pidió en 2007 a Martínez que “crease una sociedad para poder organizar la prueba de Fórmula 1”.

Esta compañía, Valmor Sports, no contaba ni con licencia de la Federación Española de Automovilismo ni con medios suficientes para organizar el evento, por lo que habría suscrito un acuerdo con una empresa pública de la región de Valencia que se encargaría de organizarlo, afirma el fiscal.

Sin embargo, “no se fijó contraprestación económica para el servicio que iba a desarrollar” dicha empresa pública y Valmor nunca le pagó, agrega.

Posteriormente Valmor también aseguró que no podía pagar el canon anual a la empresa de Ecclestone para la celebración del Gran Premio, que ascendía a 26 millones de dólares en 2008, 24 millones de dólares en 2009 y 2010 y 16,3 millones de dólares en 2011.

El gobierno regional valenciano decidió entonces que sería otra empresa pública de la región la que pagaría: “este era el segundo rescate que se hacía a la empresa privada Valmor, primero una empresa pública corría con los gastos de la organización de la prueba, y segundo, otra empresa pública se obligaba a pagar el canon anual”, según el fiscal.

Pese a que Valmor figuraba como organizadora de los grandes premios, en la práctica, “la organización del Gran Premio de Fórmula 1 en Valencia corrió siempre a cargo de la Generalitat Valenciana”, el gobierno regional, a través de una empresa pública, según el fiscal.

Valmor también acabaría siendo absorbida por una empresa pública valenciana, que asumió asimismo sus deudas de más de 30 millones de euros.

Camps estuvo inmerso anteriormente en un proceso de corrupción, que le obligó a dimitir de su cargo de presidente regional en julio de 2011, pero del que salió absuelto por falta de pruebas.

El expresidente regional fue juzgado como sospechoso de haber recibido como regalo entre 2005 y 2008 trajes de un valor de 14.000 euros, por parte de una empresa a la que la administración regional atribuyó contratos.

Síguenos por @800noticias