Ginóbili, Parker y Popovich señalan causas de la derrota de Spurs ante Miami | 800Noticias
800Noticias
Deportes

SAN ANTONIO  (AFP) – Manu Ginóbili, Tony Parker y el técnico Gregg Popovich coincidieron en destacar que la imposibilidad de frenar a LeBron James, y una deficente rotación del balón, le costaron a San Antonio Spurs perder el domingo ante Miami Heat el segundo partido de la Final 2014 de la NBA.

Los Spurs no encontraron armas para frenar al poderoso LeBron James, quien con 35 puntos y 10 rebotes se echó al hombro a los campeones defensores para guiarlos a un triunfo de 98-96, empatando 1-1 la serie al mejor de siete juegos.

“LeBron hizo un gran trabajo llevando el balón en la ofensiva, y nosotros no encontramos cómo detenerlo. También tomamos malas decisiones en los finales”, destacó Popovich.

James, elegido Jugador Más Valioso de las últimas dos finales de la NBA ganadas por Miami Heat, fue imparable en todas la noche, en ambos lados del campo.

“Usted le puede poner doble marca, pero él siempre se las arregla para encontrar al hombre libre”, apuntó el ‘Coach Pop’, quien ha guiado a los Spurs a cinco finales y cuatro títulos de la NBA.

De su lado, el armador Parker, que vio cómo su buena noche de 21 puntos y 7 asistencias caía en saco roto, indicó que “pudimos haber terminado las jugadas un poco mejor”.

“Estuvimos en buena posición para ganar, pero no pudimos hacer el tiro que nos impulsara”, manifestó Parker.

Los Spurs estuvieron la noche del domingo mucho menos erráticos y cometieron sólo 11 pérdidas de balón, que les costaron 5 puntos, por 16 y 14 respectivamente de Miami, pero según Parker, “no pudimos canalizar eso a nuestro favor”.

La derrota le quita a los Spurs la ventaja de campo de haber abierto la serie en casa, pues ahora tienen que jugar dos partidos en Miami -martes y jueves- para regresar a casa a un quinto choque.

“Ahora tendremos que jugar nuestro mejor baloncesto en la carretera para ganar el campeonato”, indicó Parker.

Manu Ginóbili, que se fue con 19 tantos, dos rebotes y cuatro asistencias en poco más de 27 minutos, opinó que una de las causas del revés fue que “dejamos de mover el balón en la zona”.

“Ese error, ante un equipo como el Heat, es mortal, se paga caro”, indicó el argentino. “No vamos a anotar mucho si no rotamos el balón”.

Empero, el argentino se mostró confiado en que los Spurs se recuperarán de este fracaso, y arrancarán al menos una victoria de los dos encuentros que tendrán en la arena miamense.

“Uno, eso es lo que necesitamos ganar allá, al menos”, puntualizó el jugador de Bahía Blanca.

 

Síguenos por @800noticias