El Barcelona sólo vendería a Leo Messi si el jugador lo pidiera | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Nadie en el Camp Nou ve a Leo Messi sin la camiseta del Barcelona en el futuro. Nadie. Consideran que el compromiso del futbolista es total con la institución, más allá de lo dicho en la entrevista a Olé.

Saben que en las últimas temporadas se repitió la historia: Leo activa la bomba (“hoy por hoy vivo el presente. Pienso en hacer un gran año y ganar los títulos que queremos en Barcelona. Y nada más. Después se verá. El fútbol da muchas vueltas… Si bien siempre dije que me gustaría quedarme siempre allá, a veces no todo se da como uno quiere”) y su padre Jorge acaba por silenciar la explosión al cabo de unas horas —lo hizo en La Vanguardia— (“a día de hoy no hay nada de nada. El pensamiento es quedarnos aquí, pero como la gente lee entre líneas se exagera. Leo está contento. Pero está claro que si el día de mañana el club te dice ‘tenemos esta oferta, te queremos vender’, pues habrá que estudiarlo. Aunque hoy no hay ni pensamiento”), cuando ya se ha valorado la repercusión mediática de lo expresado.

Después de escuchar, leer y analizar las declaraciones en la planta noble del estadio azulgrana, la sensación final es la siguiente: sólo un mensaje público del jugador diciendo que quiere abandonar la entidad le podría abrir las puertas, algo que tampoco sería sencillo por la complejidad de la situación.

El presidente Josep Maria Bartomeu y su equipo directivo se sienten avalados ante el futbolista por el contrato firmado por el jugador antes de que viajase a Argentina el pasado mes de mayo para preparar el Mundial de Brasil, del que fue finalista con su selección.

Las opciones. Los 20 millones de euros por temporada rubricados hasta 2018 y la cláusula de 250 kilos son la base de la confianza, que en principio se intuye mutua. Se sienten protegidos por un matiz más bien importante e insalvable para el resto de los clubes, excepto para un privilegiado quinteto: el Real Madrid tendría capacidad para abordar una operación de tal calibre, como el Manchester United. Chelsea y PSG deberían acabar de solventar sus problemas con el Fair Play Financiero de la UEFA (hay que recordar que en mayo el PSG fue sancionado con 60 millones junto con el Manchester City); Pep Guardiola, con el que no acabó del todo bien en su etapa en el Camp Nou, también estaría atento a la situación y valoraría su fichaje con un exhaustivo estudio de la situación. ¿Y el Manchester City? ¿Esta vez no? Pese a que Xavi habló hace días de que Messi “encajaría aún mejor en la Premier”, el argentino no sería ahora prioridad para los citizens; fuentes del club celeste consultadas por AS aseguraron que hoy en día “la locura se podría hacer, sí, pero por otro futbolista”.

Tertulias. La Barcelona culé tiembla cuando escuchan que Messi puede abandonar el barco y saben que algún día sucederá como el cuento de Pedro y el lobo: se irá y será para siempre. No acaban de entender los aficionados el por qué de la situación, aunque sí que comprenden que las quejas al juego del equipo son interpretadas por el jugador como personales. Las declaraciones del crack azulgrana coparon ayer todas las tertulias, las de bar y las periodísticas. El silencio de la Junta de Bartomeu se interpreta de muchas maneras: unos lo ven como signo de tranquilidad en todos los sentidos; otros, de desidia. Veremos.

Fuente: Diairo AS

Síguenos por @800noticias