Cocodrilos ganó y sigue vivo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

La temporada se resume a cuarenta minutos. La semifinal entre Cocodrilos de Caracas y Trotamundos de Carabobo llegó a su límite. El séptimo juego o el “bonito” se celebrará esta noche en el Parque Naciones Unidas, después del triunfo de los saurios por 74-70.

La serie está como empezó, igualada. Tres triunfo del Expreso Azul y tres laureles de los saurios. Sin embargo, los últimos cuentan con la ventaja del público para hoy, además del empuje anímico por haber llevado el careo hasta el final, luego de estar abajo por 3-1. Apenas tres elencos en la historia de la LPB han podido recuperarse de ese déficit en esta instancia.

El coach Néstor Salazar bromeó sobre la dupla entre Néstor Colmenares y Tre Kelley. “Néstor tiene que dormir abrazado con él”, dijo en tono de chanza. “Debe ser que yo no hice nada”, respondió el caraqueño sonriendo. El dúo fue determinante en la victoria. Cada vez que el ala-pívot llegaba a la pintura tras la jugada de ‘pick and roll’, recibía un pase del piloto que transformaba en puntos.

El puesto cuatro terminó con doble-doble de 22 puntos y 10 rebotes. Diez de sus tantos llegaron en el último tramo, incluidos dos tiros libres, departamento en el cual no presenta alta efectividad. Con 21.8 segundos por jugarse, Colmenares tomó un rebote ofensivo tras fallo de Andre Emmett y con un doble puso cifras definitivas al compromiso.

“Quería ganar y forzar el séptimo. Kelley es un jugador muy bueno, me dio varias asistencias (el estadounidense terminó con cinco). Le agradezco. La defensa fue todo (…) Hay varios comentarios en Twitter y en los medios, pero no estamos pendientes de eso. Responderemos en la cancha”, apuntó el alero fuerte.

Robert Glenn hizo daño a la defensa de los capitalinos en el tercer cuarto. El ala-pívot embocó 14 de sus 23 dianas en ese tramo. No obstante, dejó de aparecer después de la racha. “Emmett fue quien me pidió marcarlo y lo pudo contener. Hizo el trabajo. No desperdiciaremos nuestra oportunidad mañana (hoy), tengan la plena seguridad”, advirtió Salazar.

Entre tanto, Luis Bethelmy labró doble dígito en puntos y rebotes. El sucrense dejó 13 unidades y 11 tableros en la planilla. Defendió con éxito la zona pintada, pese a la mala noche de su compañero Kristoffer Lang.

Por su parte, el director técnico Jorge Arrieta mencionó que presagió que el enfrentamiento terminaría en siete juegos. “Kelley les dio la oportunidad de atacar la zona interior. Los puntos en la pintura fueron la diferencia, además fallamos varios tiros libres (8). No hay nada peor que sentirte mejor que el rival”, declaró.

Fuente: Meridiano.com.ve

Síguenos por @800noticias