Boston celebra su tradicional maratón marcado por los atentados de 2013 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

BOSTON, (AFP) – Con una cifra de 35.660 corredores cercana a su récord histórico y un millón de espectadores previstos en la calle, Boston celebra el lunes su tradicional maratón con un imponente operativo de seguridad y el deseo de mostrar su fortaleza tras el doble atentado de 2013.

Más de 3.500 policías (el doble del año pasado) y 60 agencias de seguridad gubernamentales vigilarán la edición 2014 de la prueba en la ciudad de Massachusetts (noreste de Estados Unidos), escenario de las explosiones de dos bombas artesanales en la línea de llegada el 15 de abril de 2013 que dejaron tres muertos y 264 heridos.

Los organizadores establecieron una serie de medidas draconianas para los participantes, incluyendo una política “sin mochila”, en respuesta al hecho de que fue allí que los autores de los ataques, los hermanos de origen checheno Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, escondieron las ollas a presión convertidas en bombas.

Las autoridades estadounidenses homenajearon a las víctimas el martes pasado en coincidencia con el primer aniversario exacto de los atentados, pero la emoción estará presentes durante toda la jornada del lunes en el maratón más antiguo del mundo que se corre desde 1897.

La joven Heather Abbott, que sufrió la amputación de la parte inferior de su pierna y se ha convertido en una de las abanderadas de los sobrevivientes, irá por ejemplo a apoyar a Erin Chatham, una mujer que la encontró en el suelo, y Peter Riddle, que ayudó a salvar su vida aquella tarde en Boylston Street.

“Estaré mirando a Erin Chatham, la mujer que me halló en el suelo, cruzar la línea de llegada. Estará corriendo el maratón por primera vez, y Peter también. Estoy muy ansiosa por estar con ellos este día”, dijo Abbott a la AFP.

Muestra del deseo de los organizadores de relanzar la prueba, el número de participantes, casi 9.000 más que en los últimos años, quedará muy cerca del récord de 38.708 del maratón del centenario de 1996.

Habrá unos 5.330 corredores de más de 70 países, precisó la Asociación Atlética de Boston (BAA, según sus siglas en inglés).

 

– Estricto control de espectadores –

 

Para los espectadores se aconseja cumplir con las mismas directivas de seguridad que los corredores sin prohibir expresamente la posesión de mochilas, aunque advirtiendo que quienes no sigan las recomendaciones serán objeto de demoras al atravesar los controles de seguridad e inspecciones reforzadas.

La policía no quiere tener nuevas sorpresas como la del martes pasado, cuando cientos de personas tuvieron que ser evacuadas por la presencia de dos mochilas en el mismo sitio de las explosiones de 2013, un incidente que terminó con un hombre detenido y la destrucción controlada de los objetos “por precaución”.

Un años después de su victoria que había pasado casi desapercibida, el etíope Lelisa Desisa vuelve a Boston, uno de los seis maratones más importantes del mundo y parte del prestigioso circuito World Marathon Majors.

Desisa, de 24 años, se reunió con varias de las víctimas de los atentados afirmándoles que eran “una fuente de inspiración” e indicó que correrá para mostrar que no tiene “miedo”.

Varios exganadores históricos de la prueba también participarán el lunes, entre ellos los estadounidenses Joan Benoit Samuelson (vencedora en 1979 y 1983) y Amby Burfoot (1968), quien el año pasado no pudo completar la carrera a raíz de los ataques, así como el italiano Gelindo Bordin (1990).

La edición 2014 del maratón de Boston tendrá una exposición internacional nunca vista, ya que será cubierta por 1.800 miembros de más de 300 medios, según la BAA.

Las autoridades han anunciado además un impacto económico de 175,8 millones de dólares en la región de Boston, el más alto de la historia del maratón. El récord hasta ahora lo tenía el maratón de 1996, que había generado 172 millones de dólares.

Los hermanos Tsarnaev habían sido identificados como autores de los ataques días después del maratón gracias a filmaciones de cámaras y miles de fotografías.

Tamerlan, de 26 años, fue abatido por la policía el 19 de abril luego de haber matado a un oficial, y Dzhokhar, de 20 años actualmente, fue capturado horas más tarde y espera su juicio acusado de 30 cargos federales.

Síguenos por @800noticias