Italia Bicampeón del Mundo 1938 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Olía a guerra en Europa cuando Francia recibió el Mundial de 1938. Austria, que disponía de una gran selección, no acudió a la cita a pesar de haberse clasificado porque el delirio expansionista de Adolf Hitler comenzó con ellos. España tampoco fue, se desangraba en una guerra civil (1936-1939).

Con todo, 36 países se inscribieron para las eliminatorias, tres más que en Italia-1934, de los cuales pasaron 15. Además, y por primera vez, se aplicó el sistema de clasificación automática del país anfitrión y el último campeón.

Brasil y Cuba, esta última primeriza en lidias mundialistas, fueron los únicos representantes latinoamericanos. El resto boicoteó la cita porque creía que ésta debía intercalarse en continentes diferentes, por mucho que se tratara, en este caso, de una recompensa para la patria de Jules Rimet, el creador del torneo y que siempre luchó por que ésta no se politizara.

Sin embargo, el fútbol sudamericano estuvo magníficamente representado por un Brasil ya maduro. Fue la sensación del torneo gracias a uno de los pioneros en concebir el fútbol como espectáculo: Leonidas, el ‘diamante negro’, exuberante centrodelantero capaz de los más increíbles malabarismos. De hecho, fue el mayor goleador de la cita con ocho tantos.

 

En el primer partido, contra Polonia, metió tres, uno de ellos descalzo porque llovía mucho– en un vibrante encuentro que terminó 6-5 para los auriverdes tras la prórroga. En cuartos fue decisivo contra los duros checos y, en semifinales, contra Italia, no jugó porque el entrenador brasileño decidió reservarlo para la final, tan convencido estaba de la victoria. Italia ganó aquella semifinal (2-1) y la final a Hungría por 4-2.

Síguenos por @800noticias