El primer campeón europeo de los mundiales de fútbol Italia 1934 | 800Noticias
800Noticias
Deportes

En 1934, cuatro años después de celebrarse el primer Mundial en Uruguay, se disputó en Italia el primer Mundial en Europa. “Que Dios lo ayude si fracasa”, dicen que advirtió el dictador Benito Mussolini al seleccionador italiano, Vittorio Pozzo.

El ‘Duce’ quería propaganda para su régimen y comprendió cómo obtenerla: organizando un Mundial, el de 1934, y ganándolo.

Para alcanzar su objetivo, Italia nacionalizó de urgencia a cuatro argentinos, Raimundo Orsi, Luis Monti, Enrique Guaita y Atilia Demaría, y al brasileño Anfilogino Guarisi. Además, contó con la inestimable ayuda de unos árbitros muy favorables –la FIFA expulsó después a dos de ellos– en un torneo de marcado carácter europeo.

Y es que de las 16 naciones que participaron en la fase final –se inscribieron 32 y se disputó una ronda preliminar de clasificación– sólo acudieron tres representantes americanos: Argentina, Brasil y Estados Unidos, que apenas tuvieron tiempo de nada al caer eliminados en el primer partido.

Uruguay decidió no acudir en represalia por las ausencias europeas de cuatro años antes –única vez en la historia que el campeón no defendió su título– y Egipto se convirtió en la primera nación africana en participar en una Copa del Mundo.

Italia disputó la final con una Checoslavaquia que contaba con figuras como el portero Planicka, Kostalek, Puc o Nejedly.

 

Puc abrió el marcador en el minuto 72. Todo el estadio enmudeció. Pero a ocho minutos del final empató Orsi y, ya en el tiempo suplementario, Angelo Schiavio hizo realidad el sueño del Duce: Italia era campeón mundial por primera vez y el primer campeón europeo.

Síguenos por @800noticias