EEUU: ayuno religioso para pedir el cierre de Guantánamo | 800Noticias
800Noticias
Religión

WASHINGTON (AFP) – Decenas de estadounidenses representantes de las religiones musulmana, católica, protestante y judía realizaron un ayuno de 24 horas para pedir el cierre de la controvertida prisión de la base naval de Guantánamo poco antes de una audiencia en el Congreso sobre el tema.

Estos representantes, organizados en la coalición Campaña Religiosa Nacional contra la Tortura (NRCAT por su sigla en inglés) que reúne a 320 organizaciones, realizaron un ayuno simbólico calificado de “acto religioso y político”, para pedir “al presidente Barack Obama y al Congreso que cierren Guantánamo inmediatamente”.

El ayuno, seguido también por algunos centenares de personas en todo el país, fue concluido durante una ceremonia de oración ante la prensa el miércoles en Washington, unas horas antes del inicio de una audiencia de la comisión de Justicia del Senado, por iniciativa del demócrata Richard Durbin, sobre las “posibles implicaciones del cierre (de la prisión) para la seguridad nacional y los derechos humanos”.

“La tortura y la detención ilimitada en Guantánamo se han convertido en una herida moral abierta”, acusó el director de la NRCAT, Richard Killmer.

Virginia Farris, representante de los obispos católicos, estimó que “Guantánamo se ha convertido en el símbolo de la detención ilimitada y sin juicio. Cerrar esa prisión ayudaría a recuperar la reputación de Estados Unidos en el mundo en materia de defensa de los derechos humanos”.

La coalición envió a principios de julio una carta abierta al presidente Obama en la que le pedía el cierre de la prisión.

El mandatario estadounidense había reafirmado en mayo su intención de cerrar Guantánamo, una promesa de campaña que data de 2008 y de su primera candidatura a la Casa Blanca.

Una decena de manifestantes vestidos con trajes naranja y capuchas negras como las que llevan los prisioneros, tomaron posición cerca del Senado el miércoles para afirma que la “detención ilimitada es anticonstitucional”.

De los 166 detenidos que hay en la base naval, unos 70 seguían en huelga de hambre a principios de esta semana, de los cuales 46 estaban siendo alimentados a la fuerza a través de una sonda nasal, según las autoridades. Ninguno corre peligro de vida, según la misma fuente.

En el marco de la invasión a Afganistán dirigida por Estados Unidos, luego de los ataques de l1 de setiembre de 2001, Washington abrió la prisión de Guantánamo, para alojar a los militantes capturados por las tropas en el campo de batalla o entregados por otros países.

Más de la mitad de los presos han sido exonerados de cargos en Estados Unidos. En su mayoría son yemeníes detenidos años atrás, pero las autoridades estadounidenses temían que fueran reclutados por grupos extremistas si eran liberados y retornaban a sus países de origen.