Oficialismo y oposición festejan con moderación tras municipal venezolana | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

CARACAS, (AFP) – Desde plaza Bolívar, de Caracas, Luis Lugo, un militante chavista, mira el domingo en una pantalla los resultados de las elecciones municipales y siente como “una gran traición a la patria” que el oficialismo no lograra arrebatar a la oposición cuatro de los cinco municipios de Caracas.

Junto con Lugo, cerca de 300 personas que no lograron llenar ni la mitad de la plaza, en el centro de Caracas, esperaban mejores resultados en esta jornada, decretada por el presidente Nicolás Maduro como el día de la “lealtad y el amor” al fallecido ex mandatario Hugo Chávez (1999-2013).

Pese a que en el papel el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela sumaba el 49,2% de los votos contra 42,7% de la oposición, no hubo celebraciones, ni los fuegos artificiales iluminaron el cielo de la noche caraqueña, como ha ocurrido en otros procesos electorales.

La gran apuesta del chavismo era arrebatar la Gran Caracas a la oposición con el candidato Vladimir Villegas, ex ministro de Comunicación de Maduro, quien sin embargo fue derrotado por el actual alcalde, Antonio Ledezma, de la opositora Mesa de Unidad Democrática, quien sumaba 50,8% de los votos.

Ivonne Rivero vive en Antímano, una zona pobre al oeste de Caracas, en el municipio Libertador, el único de los cinco capitalinos gobernado por el oficialismo. “El resultado debió ser mejor. Antímano es zona chavista y por eso esperábamos un porcentaje más alto”, se lamentaba Ivonne sobre los resultados para la alcaldía de la Gran Caracas.

Pero Rivero sabe que lo que falló fue la falta de movilización y “comodidad” de los votantes oficialistas, que se daban por ganadores. “Muchas personas se confiaron en que el chavismo tendría suficientes votos y no fueron a votar a pesar de que vivían cerca de sus centros. Tenemos que revisarnos”, dijo.

Aunque el presidente Maduro aclamaba la victoria del chavismo en 196 de las 337 alcaldías venezolanas (faltaban por definir 80), los chavistas hacían otra lectura durante el discurso. “La revolución bolivariana continúa ahora con más fuerza”, señaló el presidente.

María Febres no lo cree. Escuchaba atentamente al mandatario durante su mitin y a la vez recriminaba la poca información que dio a los votantes para saber ejercer su voto, que en Venezuela se realiza mediante un complejo sistema electrónico que mostró algunas fallas.

Febres fue miembro de mesa en un colegio del centro de Caracas y, a la vez, testigo de “muchos votos nulos porque muchos chavistas se equivocaron. No tenían suficiente información de cómo votar”.

Por su parte, Hernán Rojas, tendido sin ánimos en una banca de la plaza reconoció los logros de la oposición, que logró retener cuatro alcaldías municipales de la capital, la Gran Caracas, y petrolera Maracaibo.

“Ellos obtuvieron esas victorias porque trabajaron bien. Algo nos faltó como militancia”, recriminó.

En el cuartel opositor, el festejo de un puñado de simpatizantes por haber conservado las mayores ciudades se cruzó con el pragmatismo de Henrique Capriles, quien hizo una lectura mesurada de los resultados.

“Hoy nos tiene que quedar claro a todos los venezolanos que este país no tiene dueño, que aquí ningún partido es dueño de Venezuela, ni el oficialismo ni la oposición”, dijo el dirigente opositor al resaltar que la oposición logró estos resultados pese al gran despliegue mediático en favor de los candidatos chavistas y supuestos bloqueos informativos a los opositores.

“Fue la campaña más abusiva probablemente de la historia electoral de nuestro país. Esta campaña fue de un despilfarro y un uso brutal de los recursos de los venezolanos. Si el gobierno se siente victorioso de este resultado, allá ustedes que quieren creerse su propia mentira”, dijo.

Capriles, quien perdió la elección presidencial de abril ante Maduro por una diferencia de 1,5% de los votos y que ha impugnado los comicios en instancias internacionales, no expresó dudas en torno a la legitimidad de los resultados del domingo y lanzó un llamado al diálogo para terminar con la polarización política venezolana.

Síguenos por @800noticias