Maduro pide al legislativo venezolano superpoderes por un año | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

CARACAS, (AFP) – El presidente Nicolás Maduro pidió este martes a la Asamblea Nacional superpoderes por un año para combatir la corrupción sin distingo de partidos y una supuesta “guerra económica”, iniciativa que la oposición, que lo increpó a gritos en el recinto, tacha de persecusión política.

“Solicito a nombre del pueblo venezolano poderes habilitantes especiales para doce meses y lanzar una lucha temprana en este 2013 para combatir con mucha fuerza, mucha entereza y mucha decisión la corrupción y para dar un revolcón a los corruptos y a sus cómplices”, dijo Maduro en su discurso de casi tres horas ante el plenario.

Desde que Maduro asumió el poder el 19 de abril, la crisis económica se ha agudizado, la inflación suma 32,9% en ocho meses, hay penuria de divisas, resultado del férreo control cambiario que disparó el mercado paralelo del dólar hasta casi septuplicar la tasa oficial, y una mayor escasez de alimentos y productos.

Maduro, cuya anterior comparecencia ante el Legislativo fue el 19 de abril cuando asumió el poder, se presentó ataviado con la banda presidencial y atributos del poder.

En su discurso citó recurrentemente al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), quien le encomendó, dijo, combatir la corrupción “con mano de hierro”.

“Este es un asunto crucial, trascendente, de vida o muerte para la República Bolivariana de Venezuela. Si la corrupción sigue reproduciéndose y perpetuando su lógica capitalista destructiva aquí no habrá socialsimo”, fue uno de los argumentos del presidente.

Venezuela ocupa el puesto 165 de una lista de 176 países en el combate a la corrupción, según un índice elaborado por la ONG Transparencia Internacional, divulgado hace diez meses.

Maduro, que enfrentó por momentos gritos y abucheos de la oposición, atribuyó el desarrollo de la corrupción al “rentismo petrolero”, en referencia a los recursos energéticos, los mayores del planeta, que durante décadas han sido la principal fuente de ingresos de Venezuela.

“¡No me calo ningún chantaje de sector alguno! ¡Preparénse que voy con todo!”, clamó Maduro en respuesta a los reclamos opositores y al sostener que perseguirá tanto a la corrupción “amarilla” (oposición) y a la “rojo rojita” (oficialismo) que “son una y la misma cosa, responden a la misma lógica delictiva”.

Contra la “guerra económica”

Maduro también dijo que la ley habilitante le permitirá combatir lo que considera una “guerra económica” que, afirma, ha sido desencadenada por el sector privado ligado a la oposición y que según él es promovida por Estados Unidos, al que acusó de haber declarado “el fin de la revolución bolivariana”.

“La economía venezolana atraviesa una coyuntura especial toda vez que el aparato productivo del país está siendo impactado por una serie de distorsiones como son la especulación, el acaparamiento, el contrabando, el mercado de divisas ilegal”, dijo.

“Se me ha declarado la guerra. Ni un sólo de estos cinco meses (de la actual presidencia) se ha dado tregua ni cuartel para que el gobierno bolivariano tenga éxito y gobierne para todo el país”, dijo el mandatario.

La Asamblea recibió esta solicitud, que debe ser sometida a un primer debate en cinco días y a un segundo en los diez posteriores, sin estar claro cómo el oficialismo conseguirá el voto que le falta para llegar a 99 diputados, tres quintas partes del parlamento, que exige la Constitución para aprobar la denominada ley habilitante.

De aprobarse, esta ley habilitaría al Ejecutivo a emitir “decretos con rango y valor de ley” sin ser discutidos en la Asamblea. Todos los presidentes han solicitado estos poderes especiales en los últimos 40 años, entre ellos Hugo Chávez, quien emitió más de 200 leyes con estos superpoders en 2000, 2001, 2008 y 2010.

¿Diputado 99?

La solicitud es recibida a dos meses de las elecciones municipales en Venezuela, vistas como una suerte de plebiscito de su gobierno, y entre denuncias de que los superpoderes servirán para desatar una persecución política.

“No hay ninguna razón para darle poderes especiales al gobierno. (…). ¿usted no cree que la quieren aprobar para distraernos de los problemas del país?”, cuestionó este martes en su programa semanal en internet Henrique Capriles, ex candidato presidencial opositor derrotado, que no reconoce a Maduro por considerar que llegó al gobierno en una elección fraudulenta.

La oposición acusa al oficialismo de utilizar la justicia para conseguir al diputado 99, promoviendo un proceso por peculado contra Mercedes Aranguren, ex chavista convertida a la oposición que denuncia presiones para que vote la habilitante.

Maduro ha evocado que ya cuenta con el diputado 99, pero en su exposición no se refirió al tema mientras que el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, clamó al término de la sesión que esta solicitud “será aprobada” por el legislativo.

Síguenos por @800noticias