Leones se quitó el yugo y le aguó la fiesta de los anillos a Magallanes | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Mitch Lively se quedó sin trucos para su última función; y quienes habían sido víctimas de sus engaños, se convirtieron en su propio verdugo.

Leones se vengó del pitcher del Magallanes que los había martirizado toda la temporada con sus trucos de escapismo, en una victoria 11-7 en el José Bernardo Pérez.

“Es un buen pitcher, un competidor”, elogió el manager del Caracas, Dave Hudgens. “Pero cuando salió al séptimo inning, ya no nos podía sorprender tanto porque lo habíamos enfrentado varias veces”.

El piloto del Magallanes, Luis Sojo, dejó a Lively para el séptimo inning, a pesar de que ya había encajado 10 hits en 6 innings. Era una apuesta, como las tantas que hizo el estratega antes, y que le salieron bien. Pero el estadounidense, que regresará a su país luego de la salida de anoche, no contó con los artificios que le permitieron someter al Caracas en sus tres salidas anteriores.

“Dejé a Lively porque en su última salida hizo 110 pitcheos”, razonó el timonel de Navegantes. “Las cosas no salieron bien esta vez. La ubiación de sus pitcheos no fue la misma. Se puso abajo en la cuenta y contra una alineación como esa no puedes cometer esos errores”.

Ese séptimo inning decidió el contrapunteo ofensivo que había mantenido cautivo al público que abarrotó el José Bernardo Pérez para ver el acto de proclamación del Magallanes, porque en la víspera entregaron los anillos de campeones.

Alex González, que había acercado el juego con el primer jonrón y único jonrón que encajó Lively durante toda la temporada, inició el inning con un boleto.

“Cuando uno está abriendo inning, trata de llevar el conteo al máximo”, explicó el antesalista, que no se ha caracterizado por ser un bateador paciente durante su dilatada carrera. “Yo sabía que no me iba a tirar nada bueno y por eso le saqué el boleto, que luego se ayudó para iniciar el rally”.

Leones le dio la vuelta al lineup en esa entrada, en la que anotaron cinco carreras, suficientes para poner el marcador a su favor. Innings así eran los que tanto habían echado en falta durante toda la temporada, por sus problemas para batear con hombres en posición anotadora.

“Es bueno tener innings así”, agradeció Hudgens. “Sé que tenemos los hombres para tener innings así, solo que habíamos fallado en esas situaciones. Lo que hicieron los muchachos hoy es grande, porque entendieron que cuando hay gente en base, la presión es del pitcher”.

Ese axioma fue el que aplicó Bob Abreu para impulsar la carrera que les dio la ventaja definitiva en el séptimo capítulo. Con las bases llenas, el “Comedulce” esperó las cuatra malas seguidas que tiró Jesús Martínez. Esa carrera no solo fue decisiva, sino que mancilló el inmaculado récord del escopetero que sumó méritos para ser considerado el Pitcher del Año.

“(Lively) es un buen lanzador y hay que darle crédito porque nos ganó los otros tres”, reconoció el campocorto Gregorio Petit, que se quedó a un triple de conectar la escalera. “Hizo su trabajo, pero nosotros hicimos los ajustes”.

El torpedero fue el responsable de sellar la victoria con su estacazo de dos carreras en el noveno inning. Al llegar al dugout, fue recibido por sus compañeros con vasos de agua, que lo bañaron en júblio. La victoria de ayer puso fin a la racha negativa, porque representó la 8° victoria en los últimos 12 juegos.

“Estoy empapado, pero si me van a mojar por eso, que le den”, sonrió.

Leones, además, niveló su récord de victorias y derrotas por primera vez desde el 7 de noviembre. “Ahora tenemos que superar ese récord de .500”, concluyó Hudgens. “Sé que tenemos equipo para hacerlo”.         

Fuente: Meridiano.com.ve

Síguenos por @800noticias