Brasil se llevó el premio por equipos y cinco medallas en aguas abiertas | 800Noticias
800Noticias
Deportes

BARCELONA, (AFP) – Brasil se llevó el premio FINA por equipos de la especialidad de aguas abiertas en el Mundial de natación de Barcelona-2013, al contabilizar 98 puntos en las siete pruebas disputadas, debido a sus cinco medallas, dos quintos puestos, un sexto y un séptimo.

Los componentes de la selección brasileña se llevaron el trofeo este sábado tras la conclusión de las dos últimas pruebas de la especialidad, la femenina y masculina de aguas abiertas, gracias a sus 98 puntos, superando a Alemania, que tuvo 94, y a Estados Unidos, que logró 65.

La FINA otorgó una puntuación, entre 1 y 18, a los doce primeros de cada prueba y Brasil fue el mejor entre todos los países, gracias a los 74 puntos que lograron entre Poliana Okimoto y Ana Marcela Cunha, mientras que Allan do Carmo y Samuel de Bona consiguieron 24.

Brasil sumó cinco medallas, gracias a Poliana Okimoto (oro en 10 km y plata en 5 km), Ana Marcela Cunha (plata en 10 km y bronce en 5 km) y al bronce en la prueba por equipos de 5 km (con Poliana Okimoto, Allan do Carmo y Samuel de Bona).

También puntuaron los quintos puestos de Ana Marcela Cunha y Allan do Carmo en 25 km, el sexto lugar de Samuel de Bona en 5 km y el séptimo de Do Carmo en 10 km.

El resultado sorprendió incluso a los responsables de la federación brasileña de natación (CBDA).

“El trabajo de Brasil se vio coronado en Barcelona. Todo estos es fruto de mucho esfuerzo, de conversaciones, planes e inversiones. Tenemos a la especialidad de aguas libres en el mismo nivel que la natación en la CBDA, con resultados que el mundo reconoce como excepcionales. Nuestro objetivo es brillar en los Juegos Olímpicos en casa”, afirmó el presidente de la federación, Coaracy Nunes Filho.

“Llegamos con una previsión de tres medallas. No importaba el color. Ninguna de las cinco medallas habría llegado sin el Proyecto Medalla y el Proyecto Olímpico”, señaló el supervisor técnico de la CBDA, Igor de Souza.

Antes del Mundial de Barcelona-2011, Brasil solo había ganado dos medallas, un bronce de Poliana Okimoto en los 5 km en Roma-2009 y un oro de Ana Marcela Cunha en 25 km en Shanghai-2011, por lo que en una sola cita casi triplicó lo conseguido entre todas las ediciones anteriores.

“Hoy Brasil tiene un tratamiento individualizado y específico para cada atleta de punta. Pienso que nuestra mayor dificultad es la falta de fondistas, de nadadores de largas distancias dentro de la piscina y debemos analizar este tema”, señaló De Souza en declaraciones al sitio internet de la CBDA.

Síguenos por @800noticias