Zidane el héroe de la Novena del Real Madrid | 800Noticias
800Noticias
Deportes

LISBOA, (AFP) – De 2002 a 2014, la historia reciente de las finales de la Liga de Campeones del Real Madrid está marcada por la presencia de Zinedine Zidane, héroe de los blancos en la conquista del noveno título europeo y que ahora quiere la ‘Décima’, esta vez como entrenador adjunto.

La última final de la ‘Champions’ disputada por el Real Madrid, hace 12 años, tuvo a Zidane como protagonista, con el número 5 en la espalda y todo su arte en plena ebullición, con un gol inolvidable que sirvió para ganar 2-1 al Bayer Leverkusen en Glasgow.

El sábado, en la final de Lisboa contra el Atlético de Madrid, Zidane estará de nuevo en el campo con el escudo del Real Madrid, pero esta vez como ayudante del entrenador italiano Carlo Ancelotti.

‘Zizou’ espera poder servir de talismán, como en aquel partido de Escocia, que le hizo entrar con letras de oro en la historia del Real Madrid.

“Uno puede entrenarse sin parar para prepararlo todo, pero siempre puede pasar algo especial, que no puedes prever. En nuestro caso, fue el tanto de Zidane”, dijo el entrenador del Bayer Leverkusen en esa final de 2002, Klaus Toppmöller.

Zidane consiguió su gol de volea y teóricamente con su pie malo, el izquierdo. Fue un instante mágico, en el que pudo aprovechar su precisión técnica y su impecable equilibrio para ver la trayectoria del balón que había colgado el brasileño Roberto Carlos y enviarlo al fondo de la red.

El madridismo estalló de alegría con aquella victoria en la ‘Champions League’ de 2002, pero desde entonces sus aventuras europeas se han saldado de fracaso en fracaso.

Ver a Zidane en el banquillo del equipo será para muchos un signo de optimismo, avalado por los buenos recuerdos.

Tras su retirada como jugador en el Real Madrid, Zidane fue primero asesor deportivo del presidente Florentino Pérez y luego director deportivo, aunque en su papel de técnico adjunto ha dado un paso más hacia uno de sus sueños: convertirse en entrenador principal.

“Está aprendiendo el trabajo de entrenador. Es concienzudo, tiene el carisma y la personalidad necesarias para ello. Está aprendiendo cómo programar los entrenamientos, cómo hablar a los jugadores, cómo motivarlos. En consecuencia, creo que está preparado para entrenar a cualquier equipo”, declaró Ancelotti la pasada semana.

Pero ‘Carletto’ subrayó que espera que continúe a su lado la próxima temporada. El nombre de Zidane había sonado con insistencia como posible nuevo entrenador del Burdeos, club en el que jugó, pero el presidente del Girondins descartó esa posibilidad el miércoles.

En enero, Ancelotti ya había alabado la aportación de Zidane a su cuerpo técnico.

“Zidane efectúa a veces un trabajo individual con los jugadores. Interviene en el entrenamiento para tomarse un tiempo con los atacantes, darles consejos para desmarcarse”, había dicho.

En el vestuario se hace además respetar y querer. Karim Benzema, por ejemplo, ha corrido en varias ocasiones hacia el banquillo para abrazar a su compatriota, que siempre le apoyó cuando pasaba momentos malos en su juego.

En caso de victoria el sábado, Zidane adornará todavía más su historia madridista, en un papel secundario pero presente en la concepción del proyecto de Ancelotti.

Quién sabe si alguna vez será él el entrenador principal del Real Madrid y pueda disputar una final de la Liga de Campeones, en busca de la Undécima o la Duodécima, en un club que siempre tiene hambre de títulos y reconocimientos.

 

 

Síguenos por @800noticias